Hoy entrevistamos a Nuria Navarro, una joven estudiante de física apasionada por las terapias naturales. Se formó en Kinesiología Holística y Reiki nivel 1 en IGEM. Además fue durante un tiempo nuestra secretaria y creadora del blog vivelakine. Estamos muy agradecidos de su paso por la escuela.

 

¿Por qué decidiste estudiar Reiki?

Decidí hacer el curso del primer nivel de Reiki porque había escuchado hablar de los múltiples beneficios que tiene. Por todo lo que me habían contado ¡parecía casi magia! Tenía muchas ganas de acercarme a esta técnica, conocerla, experimentarla y entenderla.

 

¿Por qué decidiste estudiarlo en IGEM?

Escogí IGEM porqué conocía la escuela ya que había cursado Kinesiología Holística Básica allí. Conocía la profesionalidad de los estudios en IGEM, la confianza entre profesores y alumnos, la complicidad entre los compañeros, etc. IGEM es como una familia, y por supuesto, era mi primera opción a la hora de decidir dónde hacer el curso de Reiki.

 

¿Qué es lo que más te gustó del curso?

La técnica en sí. El Reiki es muy bonito y simple, solo necesitas las manos y la buena intención para ayudar a los demás. Me gustó mucho el ambiente respetuoso y acogedor que se creó entre los alumnos, y por descontado me gustó mucho poder aprender de una persona tan fantástica como la profesora, Anna Anguera.

 

¿Has encontrado utilidad en la materia del curso para poder aplicarlo en tu profesión?

No me dedico a nada relacionado con las terapias naturales, así que no he podido aplicarlo a mi profesión, aun así, todo lo que he aprendido me ha ayudado en muchísimas situaciones de mi vida cotidiana.

 

¿Qué ha cambiado en tu vida después de adquirir los conocimientos del curso?

Durante el tiempo que estuve aplicando la técnica de auto tratamiento de Reiki, me sentí más vital y feliz que nunca. Me ha aportado mucha serenidad. Además, siempre que tengo alguna molestia (dolor de cabeza, de barriga, lesiones…) me hago Reiki y después me siento mucho mejor. ¡Casi siempre desaparecen las molestias!

Si quieres hacer como Núria y formarte en terapias alternativas, aquí encontrarás los cursos que tenemos disponibles.

 

 

El sábado pasado hicimos la visita anual de Fitoterapia en el Parc de les Olors de Cal Vilanova, con nuestros alumnos, para ver de primera mano las plantas aromáticas y medicinales.
Por la mañana empezamos con el recorrido que nos hizo Sònia Brull explicándonos curiosidades, propiedades y utilidades de las diferentes plantas que cultivan en el Parc de les Olors. Al acabar, descansamos para coger aire debido al calor que hacía y Rosa Junyent nos enseñó cómo realizar una bebida refrescante con las plantas que recogimos en el momento. Se formaron grupos y cada uno inventó su bebida. La bebida que sorprendió más fue la de hinojo con maría luisa, con un curioso sabor. Y no faltó la clásica de menta, melisa y maría luisa.
Ya bien hidratados empezamos el camino terapéutico, un recorrido que se realiza descalzos para notar las diferentes texturas que hay en él. Tenemos barro, diferentes tipos de piedras, arena, paja, madera, plantas, troncos y agua. Con todas estas texturas nos trabajamos los diversos puntos de reflexoterapia podal y vimos cuales son nuestras dolencias y puntos débiles. Fue muy divertido, se escuchaban gritos placenteros, risas, carcajadas y mucha complicidad. Los más atrevidos volvimos a realizar una segunda vuelta habiendo ya explorado el camino, ésta vez diferentes sensaciones aparecieron. 

 

En el Parc, hay un nuevo proyecto: unas construcciones de figuras hechas con piedra seca que representan los diferentes órganos del cuerpo humano. Hay el cerebro, el pulmón, el hígado y vesícula biliar, el páncreas, el intestino delgado y grueso, las trompas de Falopio, la próstata y la pierna y el pie. Actualmente, se están plantando las plantas correspondientes dentro de cada órgano. Realizamos un juego de adivinanza. Los alumnos, tuvieron que adivinar que plantas eran las que ya estaban plantadas y que plantas quedaban para plantar.

¡Realmente, un proyecto precioso!

Para acabar la mañana, hicimos la visita del huerto ecológico y seguidamente comimos un menú vegetariano libre de trigo, azúcar y leche de vaca, de los vegetales de ese huerto. Ver antes donde crecieron estos alimentos, nos hizo parecer aún más sabrosa la comida. 

Por la tarde, nos quedaba la recta final. Realizamos una gimcana con Nàdia Guxens donde tuvimos que realizar varias pruebas adecuadas a las diferentes plantas: un masaje para el romero, lavarnos los dientes para la salvia, una canción para el tomillo, juego de memoria para la uva, una meditación para la lavanda, un punto de libro para la mejorana y la invención de un nombre para el abrotano. Todos los grupos lo hicieron muy bien. 

Y por último, Sònia nos enseñó el procedimiento de realización y cada uno nos hicimos y nos llevamos a casa un lote de productos hechos con las plantas del parque que recogimos. El lote de productos contenía un alcohol de romero, hecho con planta fresca, bueno para los dolores musculares y el cansancio. Además de un aceite de caléndula, previamente secada, muy bueno para la piel. Cada uno en casa, tendrá que dejarlo 40 días a “sol y serena”, es decir, expuesto durante 40 días al calor del día y a la humedad de la noche. 

 Un año más, fue todo un éxito la salida. Muchas gracias a todos por participar, realmente fue un sábado muy interesante y divertido.

Entrevistamos a Marc Subías, profesor de Reflexoloterapia Podal en nuestra escuela.

 

• ¿Cómo te presentarías a ti mismo?
 Soy reflexólogo desde hace 5 años y éste ha sido mi primer año como profesor de IGEM. Soy secretario en la asociación de reflexólogos a nivel estatal y constantemente estoy aprendiendo nuevas técnicas que me permiten especializarme en este campo.

• ¿Cómo es el día a día en tu vida?
 Suelo irme a dormir tarde, soy una persona nocturna. Intento llevar una regularidad en lo que respecta a los horarios pero debido a mi profesión se hace difícil y por eso, con el tiempo, he aprendido a dejarme llevar por el día a día y combinar el deber con el tiempo libre según lo que toca en cada momento.

• ¿En qué momento de tu vida empezaste a interesarte por las terapias naturales?
 De joven empecé a visitarme con terapeutas “alternativos” y poco a poco fui integrando esta visión holística sobre las patologías y aprendiendo de mí mismo. Después de dedicarme 10 años a la arquitectura decidí hacer un cambio y aposté por la reflexología ya que era una buena manera de empezar con una técnica sencilla sin necesidad de conocimiento previo. Poco a poco, me he ido formando y profundizando en terapias naturales.

• Explícanos alguna experiencia divertida o curiosa que hayas vivido cómo profesor.
Estar explicando la interpretación de los signos del blanco de los ojos y encontrarme que los alumnos se están mirando los ojos con el espejo del móvil.

• ¿Qué es lo que más te gusta de tus alumnos y de dar clase?
De mis alumnos me gustan sus ganas de aprender y la buena convivencia que tienen entre ellos. IGEM es una escuela familiar y eso fomenta el compañerismo. Y de dar clase, me gusta que haya gente capaz de aguantarme y tener un espacio en el que poder exponer mis teorías.

Si quieres conocer más de Marc pincha aqui. Si estás interesado en el curso de Reflexoterapia podal puedes ver el programa aquí.