Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Cómo recuperar la flora intestinal con Kinesiología Holística

Para recuperar la flora intestinal, repoblándola y alimentándola, primero tenemos que saber su estado y seguidamente qué es lo que necesita para ello. La Kinesiología Holística nos permite hacer una evaluación exacta de cómo está, qué bacterias necesita exactamente y qué tratamiento complementario sería conveniente. 

La flora intestinal es un conjunto de bacterias simbióticas comensales del intestino del ser humano que fermentan restos orgánicos no digeridos. Dichas bacterias después formarán parte de las heces (del 30 al 40% del peso en seco de las mismas son bacterias intestinales muertas y restos bacterianos).

Competición o simbiosis

En el aparato digestivo y sobre todo en el intestino, se establece una competición entre el huésped y las bacterias que en él se albergan, ya que los alimentos ingeridos pueden ser utilizados por ambos. Sin embargo, estas bacterias viven en compañerismo con el huésped, del que reciben alimento, proporcionándole múltiples beneficios a cambio (simbiosis). En los tramos altos, el huésped tiene mecanismos suficientes para que las bacterias apenas proliferen y de esta manera es él quien aprovecha la mayoría de los alimentos.

En competencia con otras bacterias y las sustancias, por ellas producidas, se instalan allí de manera permanente, crecen y se multiplican constituyendo lo que se llama microflora normal. Aunque parte de esta flora se elimina, la mayoría es capaz de adherirse a receptores específicos o “locus” de la mucosa intestinal, lo que favorece su permanencia y alimentación.

La microflora normal es beneficiosa para el individuo y no significa sólo ausencia de bacterias patógenas, sino que describe un estado de equilibrio, que impide el establecimiento en el mismo lugar de otras bacterias potencialmente patógenas, entre otras acciones.

Alimentación y flora intestinal 

Una alimentación inadecuada: toma de excesivas proteínas, de excesivos hidratos de carbono refinados, poca fibra vegetal, mal orden de los alimentos en una misma comida, toma de medicamentos -sobre todo antibióticos-, etc. produce una serie de cambios solapados en nuestro organismo. En especial, se observa una repercusión negativa a nivel de la flora microbiana intestinal, donde se produce un deterioro progresivo de nuestra salud. Pudiendo desencadenar diferentes síntomas como: un estado de toxemia general del organismo, una disminución de la capacidad de absorción y asimilación de determinados principios nutritivos (vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos y ácidos grasos esenciales), una activación de la virulencia de microorganismos hasta entonces inofensivos,  debido a la disminución de la inmunidad, alergias, e intolerancias alimentarias, etc.

Extensión de la superficie

La superficie total del intestino es aproximadamente de 300-400 m². La podemos comparar con la superficie de la piel que es de sólo 2 m² y la superficie pulmonar que es de 70 m². Por lo tanto, es la superficie corporal más extensa en contacto con el exterior y la que está expuesta a más agresiones del medio ambiente.

Partes del ecosistema intestinal

En el intestino tenemos 3 componentes que nos proporcionan protección contra los “invasores” y este conjunto lo llamamos, ecosistema intestinal: 

  • Bacterias intestinales: bacterias de la flora intestino delgado y de la flora del intestino grueso. 
  • Mucosa intestinal: formada por células epiteliales. 
  • Sistema inmunitario intestinal: bacterias intestinales que estimulan la formación de las células del sistema inmunitario (B-Linfoblastos-células del plasma), si ello no tiene lugar, se produce una inmunodeficiencia. En condiciones normales, se producen Inmunoglobulinas Ig A en todas las membranas mucosas del cuerpo.

Test de Kinesiología Holística

Testaremos los 3 componentes del ecosistema, ya que las 3 partes tienen que estar reguladas para que el conjunto funcione correctamente. 

Para ello, utilizamos los siguientes filtros: 

  1. Bacterias intestinales: Ampolla de Flora Intestino Delgado (contiene Indikan D30) y ampolla de Flora Intestino Grueso (contiene Scatol D30). 
  2.   Mucosa intestinal: Ampolla de Mucosa Intestino Delgado y Grueso (contiene Túnica mucosa del Intestino Delgado + Coli D6-D30). 
  3.   Sistema inmune intestinal: Ampolla de Inmunodeficiencia intestinal (contiene agregado de Folículo linfático D6-D30, que corresponde a las placas de Peyer). 

Cómo se realiza el test de Kinesiología Holística 

Testaremos las 3 capas del intestino y las ampollas que dén AR (reflexo del brazo), significa que existe un desequilibrio, tendremos que testar si es prioritario este desequilibrio para realizar el tratamiento específico. Si es así, fijaremos la información y buscaremos con mudras el tratamiento. Aunque salga otro tratamiento como emocional, energético – información o estructural, será necesario testar complementos naturales para equilibrarlo. 

Tratamiento químico – nutricional: 

Productos para recuperar la flora intestinal del intestino delgado y grueso: 

  • Probióticos: Beneflor, Bifisiete, Florase intest, Sabidofilus y Tri-dophilus
  • Prebióticos: Fibra G, Espirulina, Phytonorm, Verde de alfalfa y Verde de brócoli

En general, el probiótico para recuperar la flora intestinal del intestino delgado debe contener la cepa lactobacillus acidophilus, y el probiótico para recuperar la flora del intestinal grueso o colon debe contener la cepa bifidobacterium bifidus junto con otras cepas. 

La kinesiología holística es un método fantástico para sacarnos de dudas en el test de probióticos, ya que te indica el que es más útil para cada persona en cada momento de la evolución de su curación. Dos personas con la misma enfermedad pueden necesitar dos probióticos algo distintos en cuanto a su composición en cepas. En este caso la kinesiología ayuda a individualizar.

Productos para recuperar la mucosa intestinal

  • Planta Medicinal: Ginkgo biloba y Aloe Vera
  • Aminoácido: L- glutamina
  • Ácidos Grasos Esenciales: Aceite de Krill, Omega 3, Omega 3-6-9, Onagra y Onagra-borraja
  • Vitaminas: A, B6 y E
  • Oligoelemento: Zinc

Productos para subir el sistema inmune intestinal

  • Buscaremos algún producto del listado de la flora intestinal o la mucosa

Tratamiento emocional: 

Buscaremos cúal es la emoción que está desequilibrando, en qué ámbito de su vida está afectando y la trataremos con alguna técnica emocional como Flores de Bach, Tapping com afirmaciones, Visualizaciones o trabajo con creencias. 

Tratamiento energético – información: 

Averiguaremos si hay alguna cicatriz en la zona que haga interferencia o bien si la persona está en un lugar geopático y seguidamente realizaremos el tratamiento energético más adecuado como auriculoterapia, cromoterapìa, acupuntura, musicoterapia o anclaje de cook. 

Tratamiento estructural: 

Haremos un tratamiento de osteopatía visceral para dar movilidad y distensionar las partes  adheridas del tubo digestivo, además de averiguar si hay alguna vértebra con un problema de rotación o fijación. 

 

Es imprescindible para recuperar la flora intestinal testar qué le ocasiona éste desgaste, es decir, si habita alguna bacteria “mala” en él: como cándidas, virus, bacterias o parásitos y matarlas con algún complemento natural

Si quieres aprender Kinesiología Holística no lo dudes y entra en el enlace para saber más.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Cómo recuperar la flora intestinal con Kinesiología Holística | Contenidos relacionados