Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

El cobre: antivírico natural

El cobre es un complemento dietético útil para prevenir y combatir las infecciones en general y respiratorias en particular. El cobre es necesario para nuestro organismo ya que ayuda a su correcto funcionamiento y lo encontramos en el mundo que nos rodea. Es un oligoelemento que tiene propiedades antiinfecciosas, antiinflamatorias y antioxidantes, útil para matar virus, bacterias, hongos y parásitos. Podemos aportar la dosis correcta de cobre con una dieta equilibrada o en caso de infección o para prevención, suplementar con càpsulas o gotas de cobre. 

Propiedades 

  • Antiinfeccioso: sirve para matar los virus, bacterias, hongos y parásitos que pueden crecer y anidar en nuestra piel y mucosas.
  • Antiinflamatorio: se comporta como antiinflamatorio porque al destruir y eliminar radicales libres que pueden colonizar nuestras mucosas, éstas se desinflaman.
  • Antioxidante: es un cofactor de la composición del SOD (Super-óxido-dismutasa) junto con el hierro, manganeso y zinc. El SOD es un producto que produce nuestro cuerpo y tiene la función de destruir los radicales libres superóxido.

Alimentos ricos 

Las mejores fuentes alimentarias de cobre para el organismo son:

  • La levadura de cerveza.
  • Los cereales integrales.
  • Las hortalizas, sobre todo las de hoja verde.
  • Las legumbres, sobre todo judías secas y lentejas.
  • Algunas gramíneas, como el mijo y el trigo sarraceno.
  • Las algas, sobre todo las del género Laminaria.
  • El coco, el chocolate, el queso emmental, la alfalfa germinada y el robellón.
  • Los crustáceos, sobre todo los marinos (mariscos).
  • Las vísceras, sobre todo el hígado.
  • Las carnes magras.

Estudio científico

El principal país productor de cobre en el mundo es Chile, que lo extrae del desierto de Atacama, pero son empresas de los Estados Unidos las principales comercializadoras en todo el mundo, por lo tanto, es normal que en estos dos países encontremos los primeros estudios científicos que demostraron las propiedades terapéuticas del cobre.

En el año 2006 la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) constató que “el cobre es capaz de destruir el 99% de las bacterias, hongos, ácaros y virus patógenos que afectan al ser humano, por lo que es un material idóneo para la fabricación de mesas quirúrgicas, camillas, barandas de camas y bandejas en hospitales y clínicas e, incluso, para su inclusión en sábanas, toallas, apósitos y todo tipo de prendas de vestir desde calcetines a ropa interior y batas”. Y es que según la empresa chilena las prendas impregnadas de cobre resisten más de 100 lavados sin perder sus propiedades.

Recomendaciones con cobre

Si una persona sufre una infección respiratoria como resfriado, gripe, anginas, sinusitis, otitis, bronquitis, recomiendo el cobre en dosis bajas o catalíticas, para que actúe como antiinfeccioso y antiinflamatorio durante los días que dura la enfermedad y 10 días más. Durante estos 10 días extra recomiendo continuar tomando cobre pero disminuyendo la dosis a la mitad con la finalidad de que no se produzca una recaída. Al tomar cobre más tiempo, una vez ya no tenemos síntomas, reforzaremos el sistema inmunitario, porque el cobre también es antioxidante.

En una persona adulta la dosis será de 0,9 mg al día repartida en 3 tomas, justo antes de las tres comidas principales o mezclado con la comida, para que no produzca ninguna molestia en el estómago, como náuseas y vómitos que puede producir en algunos casos.

Si la persona sigue un tratamiento con un antibiótico el cobre puede tomarse a la vez. Hay estudios que afirman que si se toman juntos el tratamiento con el antibiótico será más efectivo y es posible que sea más corto, pues el cobre potencia el efecto desinfectante del antibiótico.

También hay estudios en que se ha comprobado que el cobre puede tomarse a la vez que el ácido acetil salicílico (aspirina), pues el efecto de ambos se potencia y será más efectivo.

Prevención 

En caso de querer realizar una prevención de infecciones y otros problemas respiratorios, el cobre se puede tomar a dosis bajas los meses de más frío, por el riesgo que supone la humedad, los cambios de temperatura y los virus y bacterias que en aquella época se encuentran en el medio ambiente. O durante varios meses seguidos, por ejemplo todo el otoño, el invierno y la mitad de la primavera, pero en este caso lo tomaremos sólo dos días a la semana.

Desde hace muchos años he recomendado cobre tanto a personas adultas como a niños y no se ha producido en ningún caso problemas de toxicidad si la dosis es la adecuada, que es una dosis baja o catalítica. En estos casos el tratamiento de varios meses de cobre normalmente va  acompañado de un probiótico diario o a días alternos.

Cobre y Covid’19

Por todo ello, que no os quepa la menor duda, de que el cobre es el oligoelemento de elección como antiinfeccioso. Con lo que lo podemos utilizar tanto para prevenir como para curar (en este caso junto con un tratamiento medicamentoso) la infección latente por coronavirus con la que, según los expertos, deberemos convivir los próximos meses, posiblemente unos dos años.

Os remito pues al tratamiento que he recomendado en este artículo tanto para la prevención como para la curación.

Si ello va acompañado de una dieta ecológica, de proximidad, con alimentos antiinfecciosos, antiinflamatorios, antioxidantes, que estimulen el sistema inmunitario y el funcionamiento del hígado, nuestro cuerpo estará protegido y evitaremos en un porcentaje muy alto el riesgo de infectarnos por la Covid 19.

A la vez deberemos evitar comer alimentos procesados que son proinflamatorios, con demasiado azúcar, lácteos de vaca y trigo, ya que nos aportan disacáridos y proteínas alergógenas.

Otros factores que favorecen la debilidad de nuestro cuerpo frente a la Covid 19 es la obesidad, la diabetes y los problemas de cardio-circulatorios. Y como ocurre en casi todas las enfermedades los malos hábitos del tabaco, el alcohol y otras drogas también nos hacen más predispuestos a enfermar  de esta infección y de cualquier otra infección.


Si quieres aprender más sobre salud natural, no te pierdas nuestro Graduado en Naturopatía online. Entra aquí para saber más.

 

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

El cobre: antivírico natural | Contenidos relacionados