Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Casos clínicos

Anemia ferropénica: la importancia de regular la menstruación y la absorción intestinal

Historia clínica

Viene a consulta una mujer de 35 años con anemia ferropénica (por falta de hierro) desde hace 2 años y dice que los últimos 6 meses se encuentra muy cansada. Hace 11 años había sufrido fiebres reumáticas, hace 8 años, neumonía y seguidamente estuvo 4 años con amenorrea (ausencia de menstruación). Los últimos 10 años ha tenido resfriados recurrentes desde el otoño a la primavera. En la actualidad tiene una menstruación muy abundante, de 7 días de duración, con tendencia a un ciclos largos entre 35-40 días.

Test con Kinesiología Holística

El test señalaba un desequilibrio de la flora del intestino delgado, que es donde se produce la absorción de hierro y de la mayoría de nutrientes. Su anemia era tan intensa que además tenía una carencia de hierro. Además, el test también señalaba una carencia de ácidos grasos, un desequilibrio hormonal funcional, una alteración del sistema nervioso vegetativo, un estado emocional depresivo y un timo hipofuncionante, que le favorecía un sistema inmunológico bajo.

Tratamiento recomendado

Con un aporte de hierro orgánico, 20 mg al día, durante poco más de 2 meses se produjo un aumento significativo del número de hematíes, la hemoglobina y la sideremia, con una mejoría importante del cansancio.

También tomó un producto rico en bacterias probióticas, lo que equilibró la flora intestinal y mejoró la absorción intestinal, que siempre hay que considerar en caso de carencia de algún nutriente. Esto es algo fácil de descubrir si realizamos una valoración del estado de salud de una persona con un test de kinesiología holística.

Además, el tratamiento con aceite de onagra, vitamina E, níquel y aceite de girasol le disminuyó bastante su pérdida menstrual y por consiguiente también la pérdida de hierro. Al cabo de unos meses de tratamiento, el ciclo menstrual se estabilizó en unos 29 días y con una pérdida menor.

Conclusiones

Estamos en el caso de una mujer joven con una anemia crónica intensa de 2 años de duración a causa de menstruaciones muy abundantes y largas, con el cansancio como único síntoma. Sin embargo, el hecho de que los últimos 10 años estuviera  casi todo el tiempo resfriada de octubre a mayo, indica que tenía las defensas bajas, lo que su vez le producía cansancio. Con un aporte de hierro orgánico, 20 mg al día, durante un poco más de 2 meses se produjo una mejoría importante. 

No había duda de la anemia, pues así lo indicaban los análisis de los últimos 2 años, pero además la kinesiología holística lo corroboraba y nos indicaba la dosis de hierro a tomar para mejorar.

En estos casos de anemia ferropénica, el tratamiento para regular la menstruación es necesario para que la mejoría sea lo más rápida posible, pero no debemos olvidar que tiene que normalizarse la absorción intestinal de hierro, vitamina B12, ácido fólico y vitamina C. En el caso de esta mujer, lo que estaba mal era la absorción de hierro a causa de un desequilibrio de la flora del intestino delgado, pero no la de las otras tres vitaminas que potencian su absorción.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Anemia ferropénica: la importancia de regular la menstruación y la absorción intestinal | Contenidos relacionados