Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Nos hace mucha ilusión presentaros este artículo tan completo e interesante que ha redactado nuestra alumna del grado de Kinesiología Holística y Naturopatía María Melo. Si quieres seguir sus pasos ya como terapeuta su web es www.mariamelo.net. No te pierdas toda la información que nos brinda sobre qué alimentos debemos evitar en nuestra alimentación y porqué.

 

Los alimentos de esta lista, pese a haber jugado un papel muy importante a lo largo de la historia y supervivencia humana, se han convertido en la actualidad en alimentos muy controvertidos, debido  principalmente a su elevado nivel de consumo, sus potenciales efectos sobre la salud y en ocasiones a un debatido trasfondo ético y ambiental detrás de los métodos de producción masiva.

TRIGO

Además de la ya conocida celiaquía que afecta a aproximadamente un 1% de la población mundial, en la actualidad son ya 27 los posibles alérgenos de trigo que han sido identificados con éxito y que afectan a un número cada vez más creciente de personas que sufren de una patología llamada sensibilidad no celíaca al gluten. Estas personas aparte del gluten, se ven afectadas por una familia de proteínas del trigo denominada inhibidores de amilasa-tripsina (ATI) y los denominados FODMAPS, los cuales pueden además ayudar a explicar otras afecciones relacionadas con la inflamación como la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple y el asma. El problema parece verse agravado por un aumento en el consumo per cápita de harina de trigo y a un uso cada vez mayor del denominado gluten vital o proteína de trigo como aditivo alimentario.

LECHE

Su principal problema tiene que ver con su contenido de hormonas esteroides presentes en la grasa de la leche y que son compuestos muy potentes que pueden, incluso a dosis muy bajas, producir efectos biológicos profundos en animales y seres humanos, en especial durante los periodos perinatales y puberales. En este sentido, los estrógenos presentes en la leche se han asociado con mayores riesgos de cánceres hormonales, principalmente de mama, útero y ovario y pueden ser además responsables del aumento de otros cánceres como el de próstata así como de trastornos reproductivos masculinos, el aumento de peso en adolescentes y un mayor riesgo de enfermedad de Parkinson. Adicionalmente, los residuos de pesticidas y el factor de crecimiento similar a la insulina I (IGF-I) presentes en la leche, pueden también tener un efecto potencialmente cancerígeno. Sin olvidar que son cada vez más frecuentes las alergias y otras formas de intolerancia a la proteína de la leche y la lactosa. 

CARNE ROJA

Tanto la OMS como los grandes estudios de EEUU y Europa, coinciden en que el consumo a largo plazo de cantidades crecientes de carne roja (particularmente carne procesada), está asociadas a un mayor riesgo de mortalidad, enfermedad cardiovascular, cáncer colorrectal, cáncer de colon y diabetes tipo 2, tanto en hombres como en mujeres. Como principales causas se han identificado la grasa saturada (relacionada con cánceres de colon y mama, así como con enfermedades cardíacas), los carcinógenos que se forman cuando se cocina la carne y el hierro hemo (tipo de hierro que se encuentra en la carne), que es aterogénico y puede producir compuestos que pueden dañar las células y ocasionar cáncer. El ganado puede además actuar como reservorios de patógenos que también pueden infectar a los humanos y que pueden propagarse a través de las grandes explotaciones ganaderas.

AZÚCAR

El azúcar de mesa que comúnmente consumimos, tiene características únicas, específicamente en la forma en que el cuerpo humano metaboliza la parte de fructosa que la compone y que puede hacerla particularmente dañina si se consume en cantidades elevadas. El contenido de fructosa es metabolizada principalmente por el hígado y si este azúcar se toma en forma líquida (gaseosas o jugos de frutas procesados), el efecto sobre el hígado es aún más rápido.  Es muy probable por tanto, que un elevado consumo influya en la acumulación de grasa en el hígado, dando lugar a la resistencia a la insulina y síndrome metabólico, los cuales son desencadenantes de enfermedades del corazón, diabetes y obesidad e incluso cáncer, debido a que una mayor segregación de insulina puede promover el crecimiento de tumores, ya que las células cancerígenas dependen de esta para crecer y multiplicarse. 

ALCOHOL

Según un estudio de la Universidad de Washington, en 2016 el consumo de alcohol provocó 2,8 millones de muertes y fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad entre las personas de 15 a 49 años de edad, relacionando su consumo con 60 enfermedades agudas y crónicas. Este estudio ha cuestionado además, la idea de que los bajos niveles de consumo de alcohol puedan tener un efecto protector sobre la cardiopatía isquémica y la diabetes. Algunas de las causas principales de muertes atribuibles al consumo de alcohol son la tuberculosis, lesiones en la carretera y autolesiones. 

¿Y QUÉ PASA CON EL MEDIO AMBIENTE?

A nivel ambiental, el trigo, el arroz, el algodón, el maíz y la caña de azúcar son responsables del 49% de la escasez de agua y el 42% del estrés de los recursos de la tierra causado por la producción mundial de estos cultivos y por un uso excesivo de fertilizantes, los cuales requieren de grandes cantidades de energía y gas natural para su producción. La FAO por su parte, ha destacado que la ganadería es el mayor usuario de recursos terrestres del mundo, con tierras de pastoreo y cultivos dedicados a la producción de piensos que representan casi el 80% de todas las tierras agrícolas. Adicional a esto, el uso extenso e inadecuado de antibióticos y medicamentos antiparasitarios en la producción animal intensiva, afecta los procesos naturales del suelo y el agua y puede además estar contribuyendo al aumento global de microbios multirresistentes.

María Melo 

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Los alimentos prohibidos | Contenidos relacionados