Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Castaña: fruto de otoño

¿Qué nos aporta?

Contienen inulina, un tipo de fibra con función prebiótica para nuestro intestino, pasa al colon convirtiéndose en alimento para las  bacteria saludables que son imprescindibles para el correcto funcionamiento intestinal. Las castañas son ricas en antioxidantes como la Vitamina E, también llamada tocoferol, protege al organismo de los radicales libres y evita la destrucción anormal de glóbulos rojos. En su forma cruda son ricas en taninos y pueden provocar molestias intestinales y su piel aterciopelada bloquea la producción de enzimas como la amilasa salival y pancreática, por lo que será importante tomarlas tostadas o hervidas.


¿Cuáles son sus propiedades?

  • Diuréticas por su alto contenido en potasio y sodio.
  • Refuerzan el sistema inmunitario gracias a su alto contenido en ácido fólico y son recomendadas en el periodo de crecimiento y embarazo.
  • Para la diabetes, porque tienen una absorción lenta de hidratos de carbono, pero hay que vigilar la ración consumida.
  • Si se consumen hervidas son adecuadas en problemas digestivos como gastritis gracias a su fácil digestión y su alto contenido en nutrientes y fibra.

Ración recomendada

50 gramos (equivale a 5-6 unidades)


¿Cómo comer las catañas?

Asadas en plancha de hierro o sartén, haciéndoles un corte en la mitad.

Hervidas haciéndoles un corte en la mitad y con agua 30 minutos, se pueden añadir especias como canela o piel de naranja o limón.

Guarnición de platos junto a carne, pescado sustituyendo a las patatas. 

Castañas pilongas, peladas y secadas en secaderos y poniendo brasas debajo.


Sabías que…

Se pueden congelar durante 6 meses y así tener este fruto durante todo el año. Además se puede hacer una crema deliciosa para untar en el pan. Es muy fácil sólo se necesita: 

12 castañas

200 ml de bebida vegetal (preferiblemente de avena) 

Vaina de vainilla 

Hervimos las castañas con agua y piel (previamente con el corte en medio) durante 5 minutos, las pelamos y las volvemos a hervir 20 minutos con la bebida vegetal y la vaina de vainilla. 

¡Trituramos y listo!

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Castaña: fruto de otoño | Contenidos relacionados