Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Entrevistas

Maite Pallarols

Entrevistamos a Maite Pallarols, alumna a punto de graduarse en Naturopatía & Kinesiología Holística en la escuela IGEM. Se enamoró desde el primer día de la Kinesiología Holística, siendo paciente del Dr. Joan Guxens y la Dra. Rosa Junyent. Y aunque se dedique profesionalmente a otro ámbito, la medicina natural le ha fascinado hasta tal punto, que se plantea cambiar de profesión. En esta entrevista nos explica cómo ha sido este maravilloso camino. 

Cuéntanos brevemente quién eres y a qué te dedicas

Hola! Soy Maite Pallarols. Tengo 45 años y mi profesión es administrativa contable, de momento. Me gusta mucho estar con las personas que quiero, con mis perros, en contacto con la naturaleza y aprender cosas nuevas que me llenen y me hagan crecer como persona.

¿Por qué decidiste estudiar la Doble titulación de naturopatía y kinesiología holística?

Todo empezó cuando descubrí qué es y para qué sirve la Kinesiología Holística. Gracias a una enfermedad autoinmune que me diagnosticaron hace siete años, tuve  mi primer contacto con la kinesiología como paciente en la clínica IGEM. Fue una experiencia asombrosa. Salí de mi primera visita que no me podía creer lo que me habían explicado: ¿le han preguntado a mi cuerpo qué necesita? y lo mejor de todo fue ¿me han mirado mis emociones, cómo estoy? Para mí personalmente, esto me hizo sentirme una persona entera, toda yo. Tengo que decir, que he tenido y tengo un encanto de médicos, pero creo hay un vacío entre la enfermedad y los sentimientos de la persona. A medida que seguía viniendo como paciente, fue cuando me dije, esto hay que aprenderlo y aplicarlo en mi vida. 

Cuando fui a matricularme, me informaron que había el curso de Doble titulación de Naturopatía y Kinesiología Holística. Tengo que decir que estudiar Naturopatía no me lo había planteado, pero al ver las asignaturas del curso, entendí que si sólo hacía una era quedarse a medias, ya que las dos se complementan perfectamente y al no tener ninguna formación relacionada lo encontré necesario.

El propósito de hacer el curso era sólo personal, aprender kinesiología y naturopatía me ayudaría a tener unos conocimientos necesarios para mejorar mi calidad de vida. Aunque en ese momento también pensé: “y si…me gusta y ¿acabo dedicándome a ser Kinesióloga?”, tendré que entender lo que me expliquen los pacientes de sus enfermedades. Y cuando tenga que recomendar un tratamiento, tendré que saber explicar por qué y para qué se lo recomiendo. 

¿Por qué te decidiste a estudiarlo en  IGEM?

Fue por la Kinesiología que enseñan, porque es Holística, su nombre ya lo dice todo. Naturopatía fue por dos motivos, por el contenido del curso y porque las clases eran una tarde a la semana, lo cual era perfecto para compaginar trabajo y estudios.

¿Qué es lo que más te gustó del curso? ¿Qué podrías destacar de este curso? 

Tengo que decir, que el curso me ha gustado mucho, más de lo que yo misma me pensaba. La kinesiología ya me gustaba, pero a medida que la vas aprendiendo te acabas enamorando. Y en Naturopatía, destacar que el profesorado está muy bien preparado. Al dedicarse profesionalmente a lo que te enseñan, son clases muy prácticas, porque a parte de enseñar, te hablan desde su experiencia.

¿Has podido aplicar los conocimientos aprendidos a tu profesión?

Quiero decir que mi profesión no está relacionada con la kinesiología y la naturopatía, pero así y todo, aunque no tengan nada que ver, no estoy trabajando en una geopatía y si un día no me encuentro bien, sé lo necesario para cambiarlo. 

¿Qué ha cambiado en tu vida después de adquirir los conocimientos de este curso?

Los conocimientos que se adquieren los vas integrando en tu vida, y sin darte cuenta en la de los que te rodean. Estoy muy contenta de haber hecho este curso porque puedo ayudarme a mí misma, y a todos los que quiero. Y no sólo físicamente sino también emocionalmente, un punto muy importante para mí. Cuando ves lo bien que funciona y lo bien que se encuentran los demás, es de una gran satisfacción y alegría. 

Mi vida ha cambiado a mejor. Y os acordáis que al principio de la entrevista me pregunté: y si… me gusta y ¿acabo dedicándome a ser Kinesióloga?, pues, por qué no? 

Quiero darte un consejo desde el corazón: “En tu vida aprende kinesiología y naturopatía, el cambio es fantástico”.


Sí quieres saber más sobre la formación en Naturopatía y Kinesiología Holística.

¡Clica aquí!

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Maite Pallarols | Contenidos relacionados