Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Casos clínicos

Relación entre hernia de hiato y candidiasis intestinal.

Historia clínica

Llega a la consulta un hombre de 34 años con hernia de hiato desde hace 3 años, lleva las últimas 2 semanas con molestias cada día por esofagitis. Por otro lado, sufre rinitis alérgica crónica desde hace 14 años, con congestión nasal y ligera disnea nocturna todos los inviernos. También tiene eczema en los párpados constantemente. Aporta una fibrogastroscopia que confirma la existencia de una hernia de hiato y una esofagitis en el tercio inferior del esófago por un reflujo de grado II.

Test con Kinesiología Holística

El test de Kinesiología Holística confirma una hernia de hiato que precisa tratamiento estructural, una intolerancia alimentaria a la leche de vaca y a los conservantes por sufrir candidiasis intestinal, un mal funcionamiento del hígado, un bloqueo linfático en el tórax y la pelvis y emociones actuales por integrar.

Además, está bajo el efecto negativo de una geopatía Curry actual que le afecta los senos nasales, el estómago y el sistema inmunitario.

Tratamiento recomendado

El tratamiento fue con desinfectantes intestinales (ajo y papaya), probióticos, hepáticos (alcachofera), drenadores linfático-intestinales y para estimular las defensas (cobre-oro-plata). En 40 días se curó la hernia de hiato con un tratamiento osteopático, el reequilibrio de la flora intestinal y la eliminación de las cándidas del intestino.

Hizo un drenaje linfático semanal y comió todos los días un yogur natural descremado y dejó de comer leche de vaca, azúcar, chocolate con leche,  azúcar, harina blanca y alimentos con conservantes.

La primavera siguiente ya no tuvo rinitis y eczema, que tienen una misma causa: desequilibrio de la flora intestinal y toxemia. 

Hoy en día, con una dieta sana y comiendo habitualmente alimentos fermentados, se encuentra perfecto.

Conclusiones

La hernia de hiato es un problema en la unión esófago-gástrica, pero casi siempre está causada por una hiperpresión abdominal, que si la persona no está embarazada o tiene un tumor abdominal o está muy obesa, acostumbra a producirla una candidiasis intestinal crónica.

Solucionado el desequilibrio de la flora intestinal y eliminando las cándidas intestinales, mejora la digestión de los alimentos, pero además disminuye la presión dentro del abdomen y el estómago baja un poco, no presiona contra el diafragma y desaparece la hernia de hiato. Con ello se soluciona la digestión lenta que le producían fermentaciones y putrefacciones alimentarias, y en consecuencia formación de gases que aumentaban más la hiperpresión abdominal. La consecuencia de todo ello es que el estómago volverá a ocupar su lugar en el abdomen en lugar de subir hacia el tórax, que es lo que le producía la hernia de hiato con el consiguiente reflujo y esofagitis.

Este hombre también sufría rinitis y eczema. Con el tratamiento intestinal se curó el eczema y la rinitis primaveral también, lo que nos indica que los problemas de alergia respiratoria y cutánea tienen un origen intestinal como en un gran número de casos.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Relación entre hernia de hiato y candidiasis intestinal. | Contenidos relacionados