Apúntate y recibe GRATIS el curso: "Haz de tu filosofía tu profesión"
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Casos clínicos

Delgadez y cándidas en el intestino delgado

Historia clínica

Chico de 18 años que vino a la consulta porque quería engordar ya que estaba muy delgado. Su peso era de 52 Kg con una talla de 1,76 metros. O sea, su peso ideal se encontraba entre los 65 y 70 Kg.
Sufría estreñimiento habitual, resfriados repetitivos y se levantaba de la cama cansado todos los días. Tres años antes había sufrido tics en la cara que mejoró complementando su dieta con vitamina B1, levadura de cerveza, germen de trigo, vitamina C y extracto de melisa. Ello ya nos indicaba que seguramente había un fondo nervioso en su delgadez.

Test con Kinesiología Holística

Según el test de kinesiología holística sufría por cándidas en el intestino delgado que le desequilibraba la microbiota o flora del mismo, lo que le afectaba la buena digestión y la absorción de nutrientes en el intestino delgado. Por eso, el test también señalaba una carencia de vitaminas. La alteración de su sistema nervioso nos lo indicaban los filtros del sistema nervioso vegetativo y de depresión exógena o actual.

Tratamiento recomendado

Con una dieta para controlar las cándidas (sin lácteos de origen animal, trigo, azúcar blanco y otros edulcorantes naturales y artificiales, soja, mantequilla y margarina), manganeso como relajante y antialérgico, espirulina y biotina  para estimular el crecimiento de la flora intestinal, germanio y vitamina C, como antioxidantes y estimulantes de la inmunidad, y flores de Bach para las emociones, aumentó 2 kilos los 2 primeros meses y 1 kilo las siguientes 6 semanas. Continuó el tratamiento durante 8 meses en los que aumentó 5 kilos y medio.

Con este tratamiento tenía más hambre, defecaba todos los días y no sufrió ningún resfriado.

Conclusiones

Es el caso de un chico con una deficiente absorción intestinal y carencia de vitaminas. Recordemos que tenía desequilibrada la flora del intestino delgado, que es la porción de intestino donde tiene lugar la absorción de la mayoría de nutrientes, que era una de las causas de la dificultad para conseguir el peso ideal, su tendencia a tener muchos resfriados y a estar cansado por debilidad de su sistema inmunológico.

En su delgadez, además de la mala absorción intestinal, también influía su temperamento ansioso, que le ocasionaba un mayor consumo de nutrientes y por lo tanto una mayor necesidad. 

Las personas muy delgadas normalmente aumentan de peso lentamente, por lo tanto deben seguir un tratamiento para engordar durante un largo periodo de tiempo.

En este caso el chico continuó realizando dieta, controlando las cándidas, la flora intestinal, la absorción intestinal y la ansiedad, ayudado por su madre, y al cabo de 1 año y medio pesaba 63 kilos.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

"Los principios de un Detox natural"

¿Qué puedes aprender en este SEMINARIO GRATUITO?

Si quieres ser naturópata y dedicarte de forma profesional a la salud natural, este seminario es un básico, ¿por qué te decimos esto? Pues por que es esencial que comiences tu aprendizaje por uno de los primeros pasos que realizamos los terapeutas naturales: la desintoxicación.

¿Quién te guiará en este aprendizaje? Contigo estará el Dr. Joan Guxens, co-fundador del Institut IGEM, profesor de Naturopatía desde hace más de 30 años y médico naturista con más de 40 años de experiencia clínica acompañando a pacientes a recobrar su salud con medicina natural.

Delgadez y cándidas en el intestino delgado | Contenidos relacionados

Configuración de Cookies