Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Medicina natural y cáncer: métodos para prevenir y acompañar a los pacientes

En la Clínica IGEM ampliamos nuestro equipo, incorporando a nuevos profesionales que contribuyen a ofrecer un servicio holístico a nuestros pacientes. Este artículo en concreto, está escrito por la experta en Naturopatía y Kinesiología Holística Marta Marcè, y explica de manera muy clara nuestra filosofía integrativa a la hora de tratar diferentes trastornos de la salud: en este caso, hablamos del cáncer.

“¿Hay factores ligados a nuestros hábitos y estilo de vida

que pueden promover el aumento exponencial de esta enfermedad?”

Hoy en día son cada vez más frecuentes los casos de cáncer a nuestro alrededor; de hecho la Organización Mundial de la Salud, la OMS, augura un aumento para el 2020: prevé que llegarán a los 22 millones. Aún sin claves definitivas que nos lleven a determinar un tratamiento eficaz de curación o prevención del cáncer, nos podemos preguntar si hay algunos factores ligados a nuestros hábitos y estilo de vida, en las sociedades modernas, que pueden promover el aumento exponencial de esta enfermedad.

Desde la medicina naturista podemos realizar una acción de terreno que permita a las personas un mejor estado de salud en general, favorecer un terreno orgánico menos favorable para el cáncer, y una mayor aceptación y efectividad en caso de quimioterapia y radioterapia. Los puntos claves a tener en cuenta son los siguientes:

  • Toxemia: es vital favorecer a la célula la obtención de nutrientes a partir de la alimentación y la eliminación eficiente de sus residuos. Para ello, será muy importante  ayudar al buen funcionamiento de a nuestros emuntorios (que son todos los órganos, glándulas, conductos y tejidos, que filtran y expulsan lo tóxico del cuerpo) especialmente al hígado. Para evitar la acumulación de toxemia en nuestro organismo será clave también eliminar los metales pesados y evitar las fuentes de toxemia externas. Pueden provenir de alimentos a los que somos intolerantes, alimentos no orgánicos, cosméticos convencionales o contaminación atmosférica, entre otros. Estas medidas servirán además para detoxificar la carga tóxica de quimioterapia, si se estuviera realizando. En líneas generales podemos recomendar una combinación de plantas hepáticas como el cardo mariano + la chlorela para ayudar a la detoxificación de nuestro organismo.
  • Flora intestinal o microbiota intestinal: hoy en día ya sabemos que una buena flora intestinal nos protege de innumerables enfermedades, entre ellas el cáncer. Tiene una relación directa con nuestro sistema inmunitario (que en un 70% se encuentra ubicado en nuestro intestino); y también puede ser una fuente de toxemia para el organismo en general. Por ejemplo si hay retención fecal-estreñimiento o si hay permeabilidad intestinal, permitirá  el paso de tóxicos al torrente sanguíneo más fácilmente. Por eso reforzar la microbiota intestinal, con suplementos y con dieta adecuada, y evitar las intolerancias alimentarias de cada uno, será muy importante para el tratamiento natural del paciente. Un probiótico será de gran ayuda ya sea durante, antes o después de los tratamientos.
  • Sistema inmunitario: un sistema inmunitario sano es la principal garantía para que las células cancerígenas sean reconocidas y combatidas a tiempo. Las últimas investigaciones sobre las células NK (Natural Killers) hablan de la importancia de estas células como eliminadoras de células cancerígenas. Reforzar al sistema inmunitario de forma natural, especialmente cuando se está expuesto a quimioterapia o radioterapia que lo debilitan, también es una prioridad dentro del tratamiento con Kinesiología Holística y Naturopatía. Son muy aconsejables los hongos Reishi, Shiitake y Maitake, con grandes propiedades antitumorales e inmunomoduladoras.
  • Estrés: el estrés sostenido en el tiempo provoca muchas reacciones en nuestro organismo (entre ellas la inflamación y la supresión inmunitaria) que facilitan un terreno favorable a las células cancerígenas. Los momentos post-diagnóstico pueden ser especialmente estresantes así que es importante  acompañar emocionalmente a los pacientes (y también a sus familiares) y recomendarles suplementos, flores de Bach o aplicar técnicas de Kinesiología Holística Emocional. También será muy importante evitar el estrés de tipo geopático (generado por campos electromagnéticos, corrientes de agua, etc). Una buena recomendación sería el extracto de Pasiflora que nos ayuda a relajarnos y rebajar los niveles de estrés y la flor de Bach Rescue Remedy para rebajar la intensidad emocional.

Poner énfasis en todos estos pilares de tratamiento servirá para hacer una prevención “real” ante el cáncer, dándole muchas más herramientas a nuestro organismo para detectar y combatir las células tumorales.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Medicina natural y cáncer: métodos para prevenir y acompañar a los pacientes | Contenidos relacionados