Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Cómo se vinculan los órganos y tus dolores osteoarticulares

Tipo de entrada
Artículos

¿Te has preguntado alguna vez por qué cuando vas al osteópata por un dolor de espalda, te toca la barriga? ¿Sabes qué relación tiene la barriga con los dolores de espalda?

La respuesta es que hay muchas, tantas que no se pueden resumir. El sistema digestivo está íntimamente relacionado con la espalda y puede ser uno de los factores causales de sufrir dolores.

Vamos a explicar un par de ellas para ilustrar bien estas relaciones.

Primero de todo, tienen una relación física directa. Los órganos están sujetos a la pared de la cavidad abdominal, tanto por arriba a las costillas y el diafragma, por detrás a nivel de la espalda, por delante a la pared abdominal, y por debajo a la pelvis. Por lo tanto, es fácil imaginar que, si hay alguna tensión o inflamación en alguna estructura, esta puede transmitirse directamente allí donde está sujeta, ya sea la espalda, la pelvis o el tórax, provocando molestias o dolor.

Otras veces, un dolor de espalda, de hombro o de cadera se puede relacionar con una alteración a nivel visceral a través del sistema nervioso. Es lo que se conoce como dolor referido visceral. El ejemplo más conocido es el corazón: durante un infarto agudo de miocardio, aparte del dolor en el pecho, aparece también dolor en el brazo izquierdo, ¿verdad?

Pues esto pasa con todos los órganos y vísceras. Y no necesariamente tienes que sufrir una enfermedad aguda para sentirlo: una sobrecarga hepática puede dar dolores en el hombro derecho, los riñones dan dolor lumbar, o la dismenorrea puede dar dolor en la parte baja de la espalda.

En estos casos, es importante entender que el dolor es solo una señal del cuerpo que dice que algo no funciona correctamente. Tendremos que descubrir el origen para solucionarlo.

Para ello tenemos la suerte de poder testar cualquier dolor con Kinesiología Holística, y averiguar si éste está relacionado con la disfunción de algún órgano o víscera. Y lo que es todavía mejor, podemos testar cómo mejorar éste órgano: si es un problema metabólico podremos aconsejar algún suplemento, o si es un problema estructural lo podremos tratar con terapia manual visceral.

 

Jean-Pierre Barral, considerado el padre de la osteopatía visceral, dice:
“En situación fisiológica, un órgano es móvil gracias a las serosas que lo rodean, a las fascias, a los ligamentos y demás tejidos flexibles y vivos que lo conectan con el resto del organismo. Tal órgano se desliza, se mueve , vive , vibra , palpita y funciona en su ambiente. Cualquier pérdida de movilidad por fijación o adherencia a otra estructura es indicio de una lesión de órgano.”

 

Dicho de otro modo, cuando movilizamos un órgano con terapia manual, ya sea el hígado o el intestino delgado, lo estamos liberando para que mejore su función, su irrigación, su drenaje y su comunicación.

De esto trata la terapia manual visceral: de relajar todas las tensiones que pueda haber para que todo funcione correctamente. Y no solo el órgano en sí, sino todas las partes del cuerpo que están conectadas tanto físicamente como metabólicamente.

Ya lo decía aquel anuncio: te cuida por dentro (con hábitos alimentarios y suplementación) y por fuera (con terapia manual visceral).

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Cómo se vinculan los órganos y tus dolores osteoarticulares | Contenidos relacionados

Configuración de Cookies