Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Chicory: la flor de la posesión

Ismael siempre está pendiente de todas las personas de su alrededor, tanto de su pareja e hijos como de sus padres, suegros y hermanos. Es una persona que sabe qué le pasa a todo el mundo, que cuando a alguien le ocurre algo, está constantemente llamando, pendiente y ayudándoles. En su familia le dicen que es el padre de todos. Hace 3 días que no se encuentra bien y está en la cama con fiebre. Se siente solo y no entiende cómo nadie le llama, ni viene a verle, ni le traen una sopita caliente, que es lo que él siempre acostumbra a hacer para los demás. Se siente triste y defraudado por ello y cree que no se lo merece, ya que él se desvive por ellos y normalmente nunca se pone enfermo ni necesita nada. Pero ahora piensa: “Una vez que si que lo necesito, nadie está allí”. 

¿Te identificas con esta situación? ¿Sientes que das mucho más amor de lo que recibes? ¿Sientes que te preocupan las otras personas y cuando tu las necesitas, no están allí tal y como te gustaría? Si es así, te aconsejo que pruebes la flor de Bach: Chicory. Esta flor te ayudará a sentirte más libre y no estar pendiente de los demás. Te sentirás sereno y tranquilo. Chicory, Cichorium intybus en latín y Achicoria en castellano. Es una hierba robusta perenne que puede alcanzar un metro de altura y se encuentra en prados o márgenes de senderos. La floración es entre julio y setiembre y sus hojas son de color azul celeste. 

Chicory es para personas cálidas, sensitivas con un profundo sentimiento paterno o materno. Personas que están muy atentos a las necesidades de los demás y que tienden a cuidar con exceso a todas las personas de su alrededor, tanto familia, hijos, pareja o amigos. Su deseo es que estas personas permanezcan cerca de ellos. Sin embargo, su amor puede llegar a ser  posesivo. Tienden a controlar a las personas próximas y suelen compadecerse de sí mismo. Hacen chantaje emocional, manipulan y pueden inventarse cualquier excusa para lograrlo. Protegen excesivamente y de forma egoísta a los que quieren. 

Creen saber lo que los otros tienen que hacer por su bien, les gusta corregir lo que consideran erróneo y disfrutan haciéndolo. Siempre les falta amor, temen no ser queridos y quedarse solos. Dudan del amor que reciben y tienen tendencia a sentirse rechazados. Y cuando se sienten así, adoptan el rol de víctimas y piden atención manipulando. 

Una frase típica de un estado Chicory es: “Tantos años apoyando y cuidándote para que tu pudieras hacer tu vida y ahora me quieres dejar”.

Si por circunstancias de la vida estás en este estado, te animo a probar esta flor de Bach. Te ayudará a controlar la necesidad hacia el otro, aprenderás a dar sin pedir a cambio, a desapegarte y sentirás amor incondicional. Te dará serenidad y tranquilidad. Te ayudará a sentirte libre sin necesidad de poseer a las personas que te rodean. 


¿Quieres saber más sobre las flores de Bach? Apúntate a nuestro curso: aquí tienes el enlace

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Chicory: la flor de la posesión | Contenidos relacionados