Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Puede que te sientas agobiado por tener que estar en casa y no saber qué hacer, puede que tengas un exceso de trabajo porque esta situación te ha hecho incrementar la faena, o puede que seas sanitario o trabajes en un servicio esencial y estés trabajando como nunca, estresado y cansado de esta situación.

Por muy diferentes que sean las situaciones entre sí, todas ellas hacen que tu organismo esté alterado, es decir, que tu sistema nervioso simpático esté al 200%La reacción natural de tu cuerpo es sentirte estresado, ya que es una situación que no puedes solucionar y provoca mucho miedo y nerviosismo

Por ello,  es imprescindible estimular el sistema nervioso parasimpático, que es el que te ayudará a relajarte, estar en paz y sentir serenidad. Te ayudará a centrarte en el momento presente y no en el futuro. Sentirás como baja la intensidad de los pensamientos y no serán tan intensos y agobiantes. Este sistema se activa cuando dejamos de luchar contra algo que está fuera de nuestro alcance. 

Es muy importante que aprendamos a relajarnos, porque el cuerpo si está mucho tiempo en estrés, acaba agotando todas las reservas de nutrientes, baja en picado nuestro sistema inmunitario y no podemos permitir que nuestras defensas bajen en estos momentos. 

Si quieres conseguir este estado de tranquilidad y calma, te propongo estos 5 tips para estimular tu sistema nervioso parasimpático: 

  1. Entrena la calma: haz ejercicios de meditación, respiraciones, yoga, dibujar mandalas, ejercicio físico, cocinar, manualidades, bañeras relajantes, automasajes, cuidar tu piel, etc. (ahora mismo, por las redes sociales, hay mucha oferta de clases gratuitas). Busca lo que te sirva a ti, busca tu manera de estar en calma, no a todo el mundo le sirve lo mismo. 
  2. Desconecta del mundo de las notícias, no hace falta escuchar constantemente las noticias, no cambia nada si miras todo el rato la TV o escuchas la radio. Si, necesitamos estar informados, pero el exceso de información es dañino a nivel mental, porque no desconectas y hace que tus pensamientos sólo estén concentrados en el tema.
  3. Haz algo que hace días, meses o años que quieres hacer y aun no lo has hecho. Ese libro, esa película, ese curso online, esa manualidad, ese experimento en la cocina. Es muy importante que estimules tu satisfacción personal, no hace falta que te desbordes y pasen a ser deseos a obligaciones, escoge algo que te apetezca. 
  4. Contacta con el mundo externo, cultiva tu ámbito social, haz cafés virtuales con tus familiares y amigos. Aunque date cuenta que es para “hacer terapia de grupo” y pasar  un momento lúdico. Y si acabas la videoconferencia y estás más preocupado que antes, es porque la conversación ha sido negativa y pesimista. Ahora en este momento no necesitas esto. 
  5. Ayuda tu organismo con complementos dietéticos: 
    1. Manganeso: te ayudará a bajar la ansiedad, el nerviosismo, la irritabilidad y el mal humor (un vial por la mañana). 
    2. Melisa: te ayudará a desconectar y a mejorar los “nervios del estómago” (25 gotas del extracto después de comer y de cenar). 
    3. Pasiflora: te ayudará a dormir y descansar para poder recobrar fuerzas para el día siguiente (50 gotas del extracto después de cenar).
    4. Flores de Bach: esta mezcla es ideal para estos momentos con tanta incertidumbre y nerviosismo. Ves a una dietética o una farmacia a que te la preparen esta mezcla: Sweet Chestnut, Rock Rose, Clematis, White Chestnut, Cherry Plum e Impatiens. Y tómate 6 veces al día, 6 gotas del preparado. 

Y sobretodo no te agobies, no te machaques si no haces todo lo que te dicen que está bien hacer en estos momentos. Ahora mismo, hay mucho ruido en las redes sociales, hay muchos inputs de sugerencias de todas las cosas que son buenas para ti en estos momentos. Si, realmente, son muy positivas y te irán muy bien. Pero el problema es que si todas estas sugerencias te hacen estar más estresado, por no poder hacerlas todas y en lugar de relajarte vives en un estrés pensando en todas las cosas que no haces, esto te lleva a no valorar las que haces

Es imprescindible que te escuches, que escuches lo que tu necesitas, y no lo que dicen que es bueno para ti. Cultiva el amor hacia ti. 

 

PD: Si ves que te sobrepasan las emociones, no sabes cómo gestionar lo que sientes ni tus reacciones, pide apoyo a un profesional. 

 

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

5 tips para tus emociones y tu sistema nervioso | Contenidos relacionados