Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Oak: la flor de Bach del sentido del deber

Celia se levanta cada día con cansancio y dolor de espalda, pero no deja de hacer todos los «deberes» de su día a día. Es la más madrugadora, ordena la casa, hace los desayunos de toda la familia y aun tiene tiempo de mirar los mails de trabajo en el móvil mientras desayuna. En el trabajo, todos estan contentos con ella y más sus jefes. Nunca coge un día de baja ni deja de cumplir con todo lo que le piden, además de que sus compañeros quieren realizar proyectos con ella porque siempre salen bien. Sus vacaciones familiares las pasan en el pueblo, por las mañanas termina algunos proyectos del trabajo y por las tardes reforma la casa familiar para conservarla en buen estado. 

 

¿Te identificas con esta situación? ¿Te das cuenta de que vives así tu día a día? ¿Ves que haces y vives las acciones de la vida como una obligación.? Si es así, te aconsejo que pruebes la flor de Bach: Oak. Esta flor te ayudará a conectar con tus necesidades y deseos y a realizar tus actos desde otro lugar. Te sentirás en paz y tranquilo, y te permitirás descansar y relajarte. Oak, roble en castellano y quercus robur en latín, es un árbol que crece en bosques y florece en abril y mayo. El roble es un árbol robusto con raíces profundas y ramas fuertes y nudosas. Tiene mucha resistencia a la humedad, a la intemperie, a los golpes, a las vibraciones, con esta idea sobre el árbol, podemos hacernos una idea de cómo será una persona Oak.

Esta flor de Bach es muy útil para quien se esfuerza continuamente en su vida y aunque se desespere sigue luchando. Intenta una cosa tras otra, aunque parezca que su caso no tenga esperanza, pues nunca la pierde. Es una persona valiente que pelea contra grandes dificultades, siempre tiene el sentido del deber y la autoexigencia encima, no cede ante los contratiempos.

Las personas Oak son físicamente fuertes. No escuchan su cansancio ni saben cuándo parar. Piensan que dormir es una pérdida de tiempo, por lo que ignoran el impulso natural de descansar. Viven la vida como una lucha y no dejan aflorar su estado emocional para no decaer.

La persona Oak es generosa, servicial, abierta y dinámica, pero tiene un defecto: cargar demasiado encima de sus hombros. No suele aceptar ayuda. A pesar de estar agotada, no se lamenta. Soporta cargas de los demás, trabaja para ellos y los ayuda como un deber. No existe el tiempo libre. Tiene mucho coraje y capacidad.

Pone toda su fuerza para estar bien y a gusto consigo mismo y con sus cosas cotidianas. Es un incansable trabajador, muy apreciado por su solidez y responsabilidad. Siempre activo, irradiando constancia y estabilidad. Es el pilar de la casa. Al no escuchar su cuerpo y su necesidad de descansar, no puede reducir su gran actividad y sigue luchando. No hay nada ni nadie que le pare. Cuando se siente incapaz, siente desesperación y descontento, pues necesita trabajar y ayudar a los otros. Su excesivo sentido del deber le hace mentalmente rígido, duro y tenaz.

 La frase típica de un Oak es: “Aunque esté con 40º de fiebre, iré a trabajar”.

Como podemos ver, Oak es un tipo de personalidad muy apreciado hoy en día, por el sentido social del deber a la hora de trabajar. 

Si te has sentido reconocido con esta flor de Bach, ya sea porque es tu personalidad o porque estás pasando por un momento de tu vida de este estilo, te animo a que la pruebes. Cuando la tomes sentirás que podrás trabajar más relajado, podrás poner límites a tus obligaciones, ser consciente de cuando estás cansado y te permitirás disfrutar del descanso

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Oak: la flor de Bach del sentido del deber | Contenidos relacionados

Configuración de Cookies