Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Clematis: la flor de Bach del soñador

¿Os acordáis de Peter Pan? Un personaje inmaduro, romántico, alejado y desconectado de los hechos y personas de su alrededor, viviendo en su mundo de sueños. Alguien que no quería crecer, no quería darse cuenta que tenía que madurar y se quedaba allí, anclado en el país de Nunca Jamás, tanto emocionalmente como con su actitud.

Si tienes algún rasgo en común con esta descripción, puedes decir que eres como Peter Pan o puedes reconocerte con la flor de Bach Clematis, clematis vitalba en latín y clemátide en castellano. Es una flor amarilla y blanca que se encuentra en bosques y lugares inhóspitos.

Tipológicamente, son personas soñadoras, nunca están totalmente despiertos y no tienen gran interés en su vida actual. Aparentemente son tranquilos, pero no son realmente felices y por ello viven más en el futuro que en el presente. Son personas que viven en la espera de tiempos más felices pensando en el momento de que sus ideales se puedan convertir en realidad.

Su actitud es totalmente contraria a Honeysuckle, que vive en el pasado (link). Clematis vive en “el futuro”. Son idealistas, crean “castillos en el aire”. Cuando surgen problemas, vuelan hacia emociones ilusorias y poco realistas. Huyen de la realidad a través de fantasía, del sueño diurno y del proyecto futuro.

Como tipo de personalidad, Clematis es una persona muy sensible y tranquila. Dada su gran energía mental, su mundo está lleno de imaginación y de fantasías, de ideas e inspiraciones. Tiene una gran sensibilidad, se inspira con facilidad. Es una persona creativa con talento de artista como escritor, pintor, músico, actor o científico. Y cuando hay algún acontecimiento en el presente que le incomoda, se vuelven somnolientos, adormilados, desganados, obnubilados, ausentes, indiferentes.

Difícilmente tienen ansiedad ya que desconectan de ella. Pueden manifestar que están mal durmiendo mucho o bien acostándose tarde y levantándose tarde. Son personas que necesitan estar solas para poderse evadir, pueden estar horas escuchando música o mirando la TV para desconectar del mundo. Por ello, son poco sociables y se cierran en sus asuntos. Se retiran en su mundo de fantasías y se pasan el día durmiendo, soñando y planificando. Se evaden mentalmente, postergan las cosas y no las llevan a la práctica. Sueñan despiertas en un futuro hipotético, en el que “cualquier cosa que pueda venir será siempre mejor”. Les falta interés por el aquí y ahora, el momento presente les es indiferente.

En estado Clematis la persona puede carecer de vitalidad, tener mala memoria y concentración por no prestar atención. Estar distraído y perder el hilo de la conversación. Clematis podría aconsejarse a niños con problemas de atención que en clase se distraigan con facilidad.

Una de la frase típica de un Clematis es: “Estoy pensando en mis cosas y no me entero de qué me están hablando”.

Si te has sentido reconocido con Clematis, tanto si es tu personalidad como si transitoriamente estás en este estado, te animo a que la pruebes. Cuando la tomes, sentirás que vuelves a la realidad conectando con el presente. Y por ello, te pondrás mano a la obra con una sensación renovada de fuerza y capacidad.


¿Quieres saber más sobre las flores de Bach? Apúntate a nuestro curso. Aquí tienes el enlace.

Consigue consejos semanales para vivir la salud naturalmente

Inscríbete y únete a la comunidad de IGEM

Descarga el curso GRATUITO ahora

Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural

Una guía en la que te compartimos los 4 factores terapéuticos más importantes para abordar las enfermedades con medicina natural a partir de nuestra experiencia de 25 años en consulta. Ponlo en práctica con tus pacientes o a nivel personal.

Clematis: la flor de Bach del soñador | Contenidos relacionados

Configuración de Cookies