Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Clínica - Institut IGEM

Cólicos en el bebé

Tanto los cólicos como el reflujo del lactante son dos patologías transitorias del bebé tan frecuentes hasta tal punto que, desgraciadamente, las hemos normalizado. En realidad, un bebé que llora sin cesar, que lo vemos constantemente agitado, que no soporta ciertas posiciones o que no duerme por la noche, es un bebé que puede estar padeciendo cólicos intestinales o reflujo gastroesofágico. Es por ello que merece una evaluación y tratamiento precoces para disminuir o poner fin a estas sensaciones internas desagradables que padecen los más pequeños de la familia.

Terapeutas

Evaluación con Kinesiología Holística

Para que una sesión sea eficaz, lo primero que hay que hacer es una buena evaluación del bebé y una serie de preguntas a los padres sobre el comportamiento, postura y hábitos del bebé. Es importante saber cómo ha transcurrido el embarazo, el momento del parto, los primeros días, el tipo de lactancia, los ciclos de sueño, y muchas cosas más.

Causas

  • Dolor por gases.
  • Sobrealimentación.
  • Problemas de intolerancia a algún compuesto de la leche.
  • Alguna causa emocional como la sobreestimulación, la frustración o el miedo.
  • Tensiones debidas al momento del parto.

Síntomas

  • Llantos sin consuelo (sobre todo cuando lo dejamos estirado sobre una superficie plana como es la cama).
  • Suelen tener los puños cerrados y las piernas en flexión.
  • El bebé solamente se relaja cuando es porteado.
  • Reflujo seguido de llanto o agitación.

Tratamientos

Primero de todo deberemos descartar con el pediatra que no hay ninguna patología grave. Si es así, el tratamiento de ambas patologías puede realizarse a partir de la quinta semana de edad del bebé.

Se realiza mediante técnicas de relajación, suaves, eficaces y sin ningún peligro para él/ella. El hecho de relajar dichas tensiones mediante el masaje, tratamiento visceral y craneal permitirá disfrutar de un bebé más relajado y cuyo desarrollo psicomotor será más harmonioso.

¿Estás interesado en visitarte en IGEM?

Si estás interesado en visitarte en la Clínica IGEM, rellena el siguiente formulario o escríbenos a clinica@institut-igem.com. Muchas gracias.

He leido y acepto la política de privacidad*