Blog - Institut IGEM

Entrevistas

Raphael Van Assche

Autor

Institut IGEM

Hoy entrevistamos a Raphael Van Assche, creador de la Kinesiología Holística – Physioenergetik. Raphael nació en Bélgica y actualmente vive en Viena donde es co-director de la “International Academy of Physioenergetik”.

Es un viajero nato y le gusta mucho visitar España. Cada año realiza en la escuela IGEM un curso avanzado de KH. Nos cuenta que cuando el avión aterriza tiene una sensación interna de estar en casa. Aquí tiene buenos amigos y describe a los españoles como creativos, muy vivos y despiertos. Le gusta nuestra comida y pasear por la playa, por ello, cuando viene a dar un curso, nos pide que lo organicemos cerca de la playa para poder pasear junto al mar cada mañana.

Raphael, precisamente vivías en España cuando descubriste la KH. Explícanos qué significa ser creador de la KH y cómo sucedió.

En los años 80 estaba trabajando en la clínica Buchinger en la costa del sol y descubrí el reflejo de la longitud de los brazos, el AR o Arm Reflex. Este reflejo es la base de la Kinesiología Holística. Lo descubrí por casualidad. Una mujer vino a mi consulta con un lumbago agudo, apenas se podía incorporar. Me contó que mientras trabajaba en el jardín, su marido la llamó para que atendiera al teléfono y de pronto, al levantarse de la postura inclinada en que estaba, sintió un dolor punzante en la región lumbar.

Todo ello parecía una hipertonía del músculo psoas. Una de las técnicas del reconocimiento consiste en un acortamiento de un brazo en relación con el otro, el paciente boca arriba, los brazos hacia arriba, las palmas de las manos paralelas, la uno enfrente de la otra. El lado del acortamiento nos muestra el músculo hipertónico (psoas). Era una mujer muy habladora y hacer el test correctamente era muy difícil.

De repente noté (yo había dejado el brazo algo suelto) que durante su historia el acortamiento del brazo desaparecía cuando la señora hablaba sobre una persona de su familia. Yo conocía muy bien a su familia y empecé a hacer preguntas referentes a la misma y así, pude verificar que era siempre la misma persona la que hacía desaparecer la diferencia. Es así como me di cuenta que este fenómeno podría estar indicando la relación emocional de la paciente con esa persona.

Después de esta experiencia empecé a utilizar el AR (que es el nombre que le di a este reflejo), para evaluar el efecto de la vida emocional de mis pacientes sobre el tono muscular y sobre otras patologías. Después de un tiempo de experiencia he podido concluir que el AR es un reflejo ideal, no solo para evaluar las emociones negativas, sino también para cualquier problema.

A partir de este descubrimiento investigué en profundidad y vi que los síntomas no provienen de una sola causa. La enfermedad es un bloqueo de la autocuración del paciente, es un bloqueo del médico interno del paciente. Hay varios elementos que influyen en ella: la parte química, emocional, energética y estructural. La enfermedad es multicausal. Esta es la base de la Kinesiología Holística.

 

¿Cómo cambió tu vida en ese momento?

Cuando la descubrí, viví un tiempo muy interesante, empecé a dar clases enseñando lo que estaba descubriendo y dando clases, aprendí mucho. Creo que una de las mejores maneras de aprender es dando clases. Tuve la oportunidad de dar clases en diferentes países y curiosamente, la medicina natural es muy diferente en cada país. Y es así como empecé a integrar esta variedad de enfoques en la medicina natural. Y esto es lo que más me ha enriquecido como terapeuta.

 

¿Actualmente que representa la KH en tu vida?

Vivo con la filosofía de la Kinesiología Holística, no puedo imaginar mi vida sin ella. Mis relaciones, mi actividad deportiva, mis hobbies, mi dieta, mis curas de detox (que se traduce por desintoxicación), etc.

Además, me ha dado la oportunidad de dar clases por todo el mundo. Aprovecho los viajes profesionales para conocer mundo. ¿Qué más puedo pedir?

Vemos que esta técnica recibe dos nombres: kinesiología holística y physioenergetik. ¿Nos puedes explicar por qué?

La clínica Buchinger de Marbella es una clínica alemana, por ello mis primeras clases de kinesiología holística fueron en Alemania. Para mi primer curso, tuve que ponerle un nombre. Busqué un nombre que integrase las dos partes, el cuerpo físico y el cuerpo energético y por ello, el nombre de physionergetik.

Cuando quise introducir esta técnica en España y empezar a dar cursos, un amigo mío español me dijo que este nombre no encajaría bien, no era suficientemente atractivo, no sonaba bien. Estuvimos buscando un nombre y mi amigo me aconsejó que, como era un método holístico, le podía añadir este adjetivo al nombre que ya existía en EEUU: la Kinesiología. Así nació la Kinesiología Holística.

Por este motivo acabé llamándola kinesiología holística. Es por este motivo que en España se llama kinesiología holística y en el resto del mundo: physioenergetik.

Háblanos un poco de ti. ¿Cómo es tu día a día?

Mi vida profesional es una combinación de atender a pacientes, dar clases (tanto de osteopatía como de kinesiología), viajar, asistir a congresos, y dedicar tiempo a investigar. Siempre estoy dispuesto a aprender, así que en la escuela de osteopatía de Viena también organizo cursos que me interesan para poder asistir como alumno.

Una de mis aficiones es pasear por la naturaleza. Vivo cerca del parque de la emperatriz Sissi, donde voy a pasear casi cada día. La naturaleza me inspira, andar me inspira. Es una de mis principales fuentes de inspiración.

¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota que te haya ocurrido impartiendo clase de KH?

En una de mis clases, una de mis alumnas trajo a su hijo, que tenía un problema en el aprendizaje. En la escuela decían que era vago, no seguía las clases y tenía malas notas.

Cuando le hice el test, salió intolerancia a la lactosa debido a un conflicto con su hermano mayor, que le decía que no servía para nada. Además de tener una disfunción en el articulación temporo-mandibular. Y una serie de causas que le provocaban este problema escolar. Mejoró con el tratamiento pero no lo suficiente.

Entonces se me ocurrió indagar en la parte emocional y buscar qué imagen tenía de sí mismo como estudiante. Le hice visualizar el cerebro e identificarlo como un animal. Al preguntarle qué animal representaba su cerebro, me contestó que un caracol. Aquí es donde me di cuenta que el caracol es un animal muy lento y de ese modo se veía a si mismo. Este era el motivo por el que este niño tenía problemas de aprendizaje, no porque fuera perezoso. Para cambiar su imagen le pedí que cambiara de animal y que visualizara un animal más rápido. El niño empezó a sonreír y yo pensé que había encontrado un animal como un león o liebre, un animal más veloz y fuerte.

Aquí es donde me sorprendió porque me contestó, que se imaginaba su cerebro como un “caracol turbo”. Haciendo caso a mi creencia le volví a preguntar si estaba seguro que veía un caracol turbo y él me dijo que sí. Le indiqué que a partir de entonces, cada vez que fuese a la escuela y necesitase realizar las tareas, se imaginase que era un caracol turbo.

Y, realmente, esto le cambió. En la actualidad es un abogado muy importante en Viena. Cambió su forma de ser. Lo que me sorprendió es que el niño supo mucho mejor que yo lo que necesitaba. Para él era también importante ser lento. La solución siempre está dentro del paciente.

¿Y por último, por qué aconsejarías asistir al congreso?

El congreso es una oportunidad de conocer la kinesiología holística y de conocer a varios ponentes con muchos años de experiencia. Como he comentado antes, me interesa mucho asistir a congresos, porque es una manera de aprender y ser mejor terapeuta. Un terapeuta tiene que nutrirse. La kinesiología ayuda a entender el ser humano como un conjunto, es decir, una interacción de diferentes sistemas del cuerpo: estructural, químico, emocional e información.

Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos los días 4 y 5 de noviembre en el congreso.

Si quieres más información sobre el congreso visita la página web.

Suscripción al blog

Raphael Van Assche | Contenidos relacionados