Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Cerato: la flor de la indecisión

Gabriel se levanta con una sensación de nube en la cabeza. Lleva dos semanas sin dejar de pensar en lo mismo. Su tía-abuela le dejó de herencia una casa en un pueblo a 50 km de Barcelona, él siempre ha soñado en vivir en un pueblo y ahora que puede ser real, no sabe qué hacer. Piensa constantemente en muchas opciones: vender la casa del pueblo y quedarse donde está, vender la casa de Barcelona e ir a vivir al pueblo, quedarse con las dos casas e ir los fines de semana al pueblo, compartir la casa del pueblo con amigos y así compartir los gastos o bien alquilarla a temporadas así puede también disfrutarla él. Todas estas opciones no paran en su cabeza, y todas tienen sus pros y sus contras. Ha llamado mil veces a su madre para preguntarle y explicarle lo mismo, igual que a sus dos amigos del alma, que cada vez que ven “llamada de Gabriel”, sufren porque es un disco rallado, pues pide su opinión pero parece no hacerle caso a nadie. 

 

¿Te identificas con esta situación? ¿Te sientes insegura e indecisa en tomar una decisión? ¿Tienes muchas opciones en la cabeza y no te decantas por ninguna ya que cambias constantemente de opinión? Si es así, te aconsejo que pruebes la flor de Bach: Cerato. Esta flor te ayudará a centrarte, conectar con tu necesidad y decidir qué quieres. Te sentirás confiado y seguro con tu decisión sin dudar tanto. Cerato, Ceratostigma willmottiana en latín y Ceratostigma en castellano. Es una esencia floral extraída de una planta ornamental caducifolia arbustiva que alcanza un tamaño de 1 m de altura, con flores de color azul que aparecen en otoño cuando las hojas comienzan a cambiar a color rojo. 

Cerato es para personas que no tienen suficiente confianza en sí mismos para tomar sus propias decisiones. Constantemente buscan el consejo de los demás, quizás les hacen caso pero luego se arrepienten. Dudan de su propio juicio, son inseguras. Son personas dispersas, que se quedan con la opinión del último con el que hablan. Personas sugestionables, cambiantes, dudan de sus ideas, imitan a otros. Pueden llegar a poner nerviosos a los demás interrumpiendo y haciendo preguntas, aunque no escuchan las respuestas. 

En toda persona Cerato hay un ser sugestionable e ingenuo. El preguntar, el dudar y el cambiar de decisión según el último consejo, hacen que estas personas den una imagen de necedad que no corresponde a la realidad. Hay una falta de conexión con su vida interior, se angustian mucho por las opiniones que puedan tener los demás sobre ellos. Tienen intuición pero les falta confianza, y no la siguen. Tienen miedo a equivocarse y al estar tan indecisos, buscan toda la información que pueden sobre aquellos temas que les preocupan, acumulando conocimiento sin utilizarlo. 

 

Una frase típica de un estado Cerato es: “Estoy lleno de dudas sobre el color del coche que quiero comprar, no sé si el azul, el rojo, el verde o quizás sería mejor el blanco. No puedo decidirme, preguntaré la opinión del vendedor”.

 

Si por circunstancias de la vida estás en este estado, te animo a probar esta flor de Bach. Te ayudará a escuchar tu intuición y certeza interior, te dará la capacidad de ocuparte de ti mismo y mejorará tu conexión con tu yo superior. Dándote la libertad para decidir tu propio camino, manteniendo la mente clara, tranquila y ordenada. 


¿Quieres saber más sobre las flores de Bach? Apúntate a nuestro curso: aquí tienes el enlace.

Suscripción al blog

Cerato: la flor de la indecisión | Contenidos relacionados