Seguimos con las entrevistas a los ponentes del 1r Congreso Internacional de Kinesiología Holística (KH). Hoy tenemos el placer de entrevistar a Isabel Martín, veterinaria especialista en Kinesiología Holística y Medicina Natural. Isabel es una persona entusiasta, viajera, comprometida con el mundo y optimista.

 

¿Cómo conociste la KH?

Estaba en un proceso de mi vida en el sentía y pensaba que las cosas se podían hacer de otra manera, buscaba una técnica que me orientara a encontrar la causa de los desequilibrios que se me presentaban, hacía cursos pero no encontraba lo que buscaba. Un día por casualidad fui a un curso dónde conocí la KH y ahí supe que era eso lo que quería hacer y lo que estaba buscando, fue como un flechazo, tuvieron que pasar unos años hasta que todo cuadró para poder estudiarla. Desde el principio supe que me iba a dedicar a ello.

 

¿Cómo cambió tu vida en ese momento? 

Mi vida cambió radicalmente en 2 o 3 años, dejé el trabajo estable que tenía para viajar durante más de un año y decidir si era realmente lo que quería, no hubo un solo día que no me reafirmara en la decisión y ahora me dedico solamente a la KH Veterinaria y a la medicina natural en animales.

Actualmente el 100% de mi actividad profesional es la KH, ha sido un cambio gradual y paulatino, ha habido momentos dónde no ha sido fácil pero en mi mente tenía claro que era posible y ahora es una realidad.

 

Explícanos un poco de ti. ¿Cómo es tu día a día?

Reparto mi tiempo entre la clínica de pequeños animales (perros y gatos), caballos y cursos de formación que imparto. Trabajo tanto para clínicas que solicitan mis servicios como directamente con particulares. Me desplazo por la península para atender casos especiales. Y siempre tengo en mente el próximo proyecto y cuál será la próxima especie con la que quiero trabajar.

 

 ¿De dónde te viene la “vena viajera”?

Desde pequeña siempre he querido viajar, no como turista sino formando parte de la comunidad y el entorno donde voy. Es una forma diferente de viajar, conocer cómo es la vida en realidad allí, la cultura, la rutina, la problemática, trabajar con ellos y aprender de la forma que tiene cada cultura de entender y afrontar la vida. Entender las diferencias del concepto “vida” dependiendo del país, creo que es la mejor forma de enriquecer mi vida y a la vez disfrutarla.

Además, cuando viajo, intento colaborar con proyectos y siempre propongo el trabajo con KH, estoy contenta porque muchas veces he tenido un si como respuesta. Y esto me ha permitido trabajar con especies diferentes de animales y enriquecerme como profesional.

 

¿Normalmente viajas sola?

Viajar sola es una forma de conocer aspectos de mí que no puedo conocer de otra manera, cuando viajo sola no soy nada ni nadie, sólo soy una más entre tanta gente, la forma de relacionarme con los demás cambia. Creo que en cierta manera “engancha” y descubro que es imposible sentirme sola, que siempre hay alguien y que cualquier día puede ser un día increíble que no olvidaré jamás.

Para mí, viajar es tomar conciencia de que es la vida y cómo quiero vivirla.

 Y alguna anécdota curiosa de alguna clase de KH. 

Anécdotas tengo mil, cada especie animal con la que he trabajado me ha enseñado algo, gracias a la KH he podido ayudar a muchos casos desesperados dónde no había nada que hacer y gracias a la KH he podido solucionar momentos críticos y graves cuando había muy pocos recursos.

Trabajar en el orfanato con niños y KH fue impresionante. Que me buscaran queriendo más sesiones era muy emocionante porque ellos, sin saber que les hacía, sabían que les estaba ayudando en su proceso, los vi cambiar y transformarse, confiaban en mí y sus caras es algo que no olvidaré jamás.

Una anécdota curiosa, bonita y emocionante es descubrir las emociones de los monos capuchinos a través de la KH. Sin saber nada de la historia de cada uno, les hice una sesión y la información que obtuve cuadró perfectamente con el historial del animal.

Y bueno, la verdad, cada día en la clínica, cuando le hablo al propietario de lo que le está pasando a su animal y que emoción sale prioritaria su respuesta es: ¡Así estoy yo también! No falla. Es muy curioso como los animales están aquí para ayudarnos y no somos conscientes.

 

¿Y por último, porqué aconsejarías asistir al Congreso? 

Para ver y escuchar a los ponentes que llevan tantos años trabajando con KH, en especial a Raphael que la primera vez que lo vi trabajar entendí mejor aún la esencia de la KH. Creo que es importante asistir a eventos como éste para conocer a más compañeros, compartir opiniones, reciclarnos, actualizarnos y hacer que la profesión crezca.

 

Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos los días 4 y 5 de noviembre en el congreso. 

Seguimos con las entrevistas a los ponentes del 1r congreso Internacional de Kinesiología Holística (KH). Hoy tenemos el placer de entrevistar a la co-fundadora del Institut Guxens d’Estudis en Medicina Natural y escuela oficial de KH en Catalunya. Aun teniendo la titulación de medicina, se presenta como kinesióloga, ya que como siempre explica cuando habla de KH, que ésta le cambió la vida. 

¿Cómo conociste la KH?

En aquella época yo trabajaba en la consulta con el Dr. Joan Guxens y me dedicaba más a técnicas energéticas como la Reflexoterapia Podal y la Acupuntura.

Un día, el Dr. Guxens fue a una demostración de Kinesiología y me dijo: “he visto una técnica asombrosa que creo que es ideal para ti y si funciona es espectacular”. Entonces, me decidí y asistí a un  seminario y me maravilló. A partir de allí el Dr. Guxens y yo fuimos buscando y nos apuntamos a todos los cursos que se impartían en España. Asistimos a los seminarios del Dr. Sheldon en Madrid y fuimos a conocer a Raphael Van Assche a Ávila con toda la familia, vinieron incluso mis tres hijos. Fue entonces, cuando lo invitamos a impartir cursos en Barcelona y él aceptó.

 ¿Cómo cambió tu vida en ese momento? 

Desde el primer momento me enamoré de la Kinesiología, cada test que hacía quedaba asombrada de cómo respondía al cuerpo y cómo podía llegar a la causa de las enfermedades. Y lo mejor, las personas se curaban más rápidamente. Hice un cambio radical en mi vida a partir de entonces me dediqué totalmente a la KH hasta el día de hoy.

A lo largo del tiempo he comprobado la eficacia de los tests,  descubierto tratamientos con KH, averiguado las causas de enfermedades y ayudado a muchos pacientes. Esto me ha dado mucha satisfacción tanto personal como profesional.

 

¿Qué es lo que más te apasiona de la Kinesiología Holística?

La diferencia entre tratar pacientes con KH y sin ella. Cuando un paciente viene, te explica los síntomas que tiene, como se encuentra, que le duele, que le sienta bien, antecedentes familiares, y un gran etcétera. Y tienes que interpretar con tus conocimientos las causas de sus dolencias, porque una comida le sienta mal, que darle para su hígado, porque está estresado, etc.

Pero con KH es el propio paciente mediante su respuesta muscular que va contestando las preguntas que le haces, si es intolerante a un alimento, el complemento que le va mejor para su hígado, que está estresado porque se siente inseguro en el trabajo, etc.

Es una herramienta maravillosa que te da respuestas muy concretas.

 

¿Actualmente que representa la KH en tu vida? 

Desde que conocí la KH es el “todo” en mi vida, trabajo como kinesióloga con pacientes y doy clases a alumnos. En las clases, uno de mis objetivos es transmitir a mis alumnos el entusiasmo que tengo yo por la KH ya que será para ellos una herramienta imprescindible para su trabajo como lo es para mí.

 

Y alguna anécdota curiosa de alguna clase  de KH. 

Lo que voy a explicar no es una anécdota propiamente pero es lo que más me satisface en los cursos que imparto. Me conmuevo ver los cambios que hacen los alumnos desde que empiezan hasta que terminan el curso. Realmente siempre hay un cambio. Verlo desde fuera es maravilloso. En un curso de KH aprendes la técnica al mismo tiempo que recibes tratamiento ya que la práctica se hace entre los alumnos. Por esto, cada alumno hace un proceso personal ya que se trata a nivel emocional, de información, estructural y químico. Y al final de curso, se nota el cambio en cada alumno, en la expresión de la cara, la postura, la actitud, el estado de ánimo, las dolencias. Para mi es realmente importante.

 

¿Y por último, porqué aconsejarías asistir al Congreso? 

Lo aconsejaría tanto a las personas que ya conocen y trabajan con KH como a las personas que no saben que es la KH y como a las personas que no sean profesionales de la salud.

Para las que no la conocen es una oportunidad para conocerla, que es exactamente, cómo funciona el test de kinesiología, porque el cuerpo da las respuestas musculares a los estímulos que nosotros le provocamos. Además de aclarar las dudas que puedan tener sobre la kinesiología. A las personas que ya la conocen es una manera de ampliar sus conocimientos y compartir sus experiencias estando con toda la familia de kinesiólogos disfrutando de este primer congreso de Kinesiología Holística en Barcelona.

Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos el día 4 y 5 de noviembre en el congreso.

 

Seguimos con las entrevistas a los ponentes del 1r congreso internacional de Kinesiología Holística (KH). Hoy tenemos el placer de entrevistar a Raimund Engel, co-director de la “International Academy of Physioenergetik” de Viena. Es un apasionado de la KH y actualmente está realizando una investigación científicamente en KH.

¿Cómo conociste la KH?

Pasó por accidente, a finales de los ochenta pasé algún tiempo en China estudiando acupuntura, era muy joven en esa época. Tenía un compañero terapeuta australiano de Shiatsu, que había oído hablar de la Kinesiología Holística y me habló de ella. Cuando volvimos de China buscamos más información y encontramos los cursos que Raphael Van Assche estaba impartiendo en Alemania. Y nos fuimos juntos a conocer esta nueva técnica.

 ¿Cómo cambió tu vida en ese momento? 

Mi vida no cambió inmediatamente después del primer seminario, pero sí poco después. Iba en tren de camino al tercer seminario cuando, en la estación de tren de Stuttgart (Alemania), me encontré con Margot, que también iba de camino al curso. Al volver a Viena empezamos a quedar regularmente para estudiar y practicar la KH, y allí es donde surgió nuestra amistad.

Fue entonces cuando Margot me contó su nueva idea: organizar cursos de KH con Raphael Van Assche en Viena. Y me apunté rápidamente a la idea que se hizo realidad en 1989. Fue un éxito desde el principio. Así es cómo fundamos la escuela de KH – Physioenergetik de Viena. Dos años más tarde, fundamos la escuela de osteopatía, y estas dos escuelas han sido mi foco profesional desde entonces.

  ¿Actualmente que representa la KH en tu vida? 

La Kinesiología es una herramienta maravillosa y muy práctica que utilizo con todos mis pacientes. Me ayuda a diagnosticar más rápidamente y a encontrar la terapia más adecuada para cada caso. Además desde 1994 soy profesor de esta disciplina en Austria e internacionalmente, y ¡no me he aburrido de ella!

 ¿Nos puedes explicar muy brevemente en que consiste la investigación sobre la KH que estás realizando?

Durante los últimos años he estado investigando el Arm-Length-Reflex test, la herramienta de la KH. Como resumen puedo decir que el efecto que vemos como diferencia en la longitud del brazo, puede ser medido como cambio en el tono muscular de los brazos y el torso. Esto lo mido con un aparato especial llamado MyotonPro. ¡Espero que haya ocasión de hablar de ello con más detalle en el congreso de Noviembre!

 Y alguna anécdota curiosa de alguna clase de KH. 

Una anécdota que recuerdo muy bien pasó en un curso que hice cerca de Barcelona, en Calella. Había estado enseñando en Madrid antes, siempre en inglés con traducción al español. KHAIP me invitó a dar el curso, y por supuesto vino una traductora. La primera mañana del curso todo estaba preparado y los participantes estaban todos allí, pero la traductora llamó explicando que había un problema con el tren por lo que llegaría unas cuantas horas tarde. Nadie más podía traducir, así que la única solución fue empezar el curso en español. Estaba sudando y tartamudeaba, pero de alguna manera parecía que los estudiantes me entendían. Cuando la traductora llegó, todo el mundo me insistió en que continuara la clase en español. Si eso no hubiera pasado, probablemente seguiría creyendo que mi español no es suficientemente bueno para dar clases.

 ¿Y por último, porqué aconsejarías asistir al Congreso? 

Es una gran ocasión para conocer a los profesores de la escuela de Viena, la escuela de Barcelona y otros profesionales de la KH en un mismo evento. También estoy seguro que habrá grandes presentaciones, y como último pero no menos importante, un evento como éste es siempre una buena ocasión para hacer networking, pasarlo bien e intercambiar experiencias con profesionales que trabajan con Kinesiología Holística.

 Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos los días 4 y 5 de noviembre en el congreso. 

 

Si quieres más información sobre el congreso visita la página web.