Seguimos con las entrevistas a los ponentes del 1r congreso internacional de Kinesiología Holística (KH). Hoy tenemos el placer de entrevistar a Raimund Engel, co-director de la “International Academy of Physioenergetik” de Viena. Es un apasionado de la KH y actualmente está realizando una investigación científicamente en KH.

¿Cómo conociste la KH?

Pasó por accidente, a finales de los ochenta pasé algún tiempo en China estudiando acupuntura, era muy joven en esa época. Tenía un compañero terapeuta australiano de Shiatsu, que había oído hablar de la Kinesiología Holística y me habló de ella. Cuando volvimos de China buscamos más información y encontramos los cursos que Raphael Van Assche estaba impartiendo en Alemania. Y nos fuimos juntos a conocer esta nueva técnica.

 ¿Cómo cambió tu vida en ese momento? 

Mi vida no cambió inmediatamente después del primer seminario, pero sí poco después. Iba en tren de camino al tercer seminario cuando, en la estación de tren de Stuttgart (Alemania), me encontré con Margot, que también iba de camino al curso. Al volver a Viena empezamos a quedar regularmente para estudiar y practicar la KH, y allí es donde surgió nuestra amistad.

Fue entonces cuando Margot me contó su nueva idea: organizar cursos de KH con Raphael Van Assche en Viena. Y me apunté rápidamente a la idea que se hizo realidad en 1989. Fue un éxito desde el principio. Así es cómo fundamos la escuela de KH – Physioenergetik de Viena. Dos años más tarde, fundamos la escuela de osteopatía, y estas dos escuelas han sido mi foco profesional desde entonces.

  ¿Actualmente que representa la KH en tu vida? 

La Kinesiología es una herramienta maravillosa y muy práctica que utilizo con todos mis pacientes. Me ayuda a diagnosticar más rápidamente y a encontrar la terapia más adecuada para cada caso. Además desde 1994 soy profesor de esta disciplina en Austria e internacionalmente, y ¡no me he aburrido de ella!

 ¿Nos puedes explicar muy brevemente en que consiste la investigación sobre la KH que estás realizando?

Durante los últimos años he estado investigando el Arm-Length-Reflex test, la herramienta de la KH. Como resumen puedo decir que el efecto que vemos como diferencia en la longitud del brazo, puede ser medido como cambio en el tono muscular de los brazos y el torso. Esto lo mido con un aparato especial llamado MyotonPro. ¡Espero que haya ocasión de hablar de ello con más detalle en el congreso de Noviembre!

 Y alguna anécdota curiosa de alguna clase de KH. 

Una anécdota que recuerdo muy bien pasó en un curso que hice cerca de Barcelona, en Calella. Había estado enseñando en Madrid antes, siempre en inglés con traducción al español. KHAIP me invitó a dar el curso, y por supuesto vino una traductora. La primera mañana del curso todo estaba preparado y los participantes estaban todos allí, pero la traductora llamó explicando que había un problema con el tren por lo que llegaría unas cuantas horas tarde. Nadie más podía traducir, así que la única solución fue empezar el curso en español. Estaba sudando y tartamudeaba, pero de alguna manera parecía que los estudiantes me entendían. Cuando la traductora llegó, todo el mundo me insistió en que continuara la clase en español. Si eso no hubiera pasado, probablemente seguiría creyendo que mi español no es suficientemente bueno para dar clases.

 ¿Y por último, porqué aconsejarías asistir al Congreso? 

Es una gran ocasión para conocer a los profesores de la escuela de Viena, la escuela de Barcelona y otros profesionales de la KH en un mismo evento. También estoy seguro que habrá grandes presentaciones, y como último pero no menos importante, un evento como éste es siempre una buena ocasión para hacer networking, pasarlo bien e intercambiar experiencias con profesionales que trabajan con Kinesiología Holística.

 Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos los días 4 y 5 de noviembre en el congreso. 

 

Si quieres más información sobre el congreso visita la página web.