¿Cómo te presentarías a ti misma?

Soy kinesióloga, naturópata y recientemente he acabado los estudios de Psicología. En mi consulta, acostumbro a utilizar distintas herramientas terapéuticas como  dietoterapia, complementación natural, flores de Bach dentro del marco de la naturopatía además de ayudar a gestionar las emociones de mis pacientes en el marco de la psicología, etc.

Soy una apasionada del mundo de las terapias naturales y me gusta mucho dar clase sobre estas materias y organizar cursos ya que pienso que la formación es muy importante.

 

¿Cómo es el día a día en tu vida?

Profesionalmente ofrezco consulta de naturopatía y de psicoterapia, además de reservar uno o dos días a la semana para impartir clase.

A parte del trabajo, dedico tiempo a la familia, hago pilates y me gusta bailar, aunque esto último no lo practico mucho.

Durante los fines de semana, si estoy en Barcelona, aprovecho para ir al cine o al teatro, y si me puedo escapar, me voy a algún lugar para hacer senderismo.

 

¿En qué momento de tu vida empezaste a interesarte por las terapias naturales?

Hace casi veinte años que estoy en el mundo de las terapias naturales, empecé con terapias como el quiromasaje, el shiatsu y la reflexología podal.

Cuando mi hijo era pequeño, buscando alternativas naturales a los problemas propios de la infancia descubrí la Kinesiología y me quedé fascinada por la técnica. Empecé estudiando dos años de Kinesiología, luego flores de Bach y finalmente naturopatía.

 

Explícanos alguna experiencia divertida o curiosa que hayas vivido como profesora

Una vez, tenía que cubrir dos horas de otro profesor y dar una clase sobre vitaminas de cuatro horas seguidas, pensé que sería demasiado intenso tanto para los alumnos como para mí.

Entonces decidí que en la segunda parte de la clase haríamos juegos. Uno de los juegos era por equipos y consistía en crear a partir de vitaminas separadas, unos complejos que fueran apropiados para diferentes patologías. Fue una experiencia tan buena y tan enriquecedora que lo sigo realizando cada año.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tus alumnos?

Cada grupo de alumnos es diferente, realmente se puede decir que no hay dos clases iguales, y cada año me encuentro con personas diferentes que generan distintas dinámicas. El punto en común es que son personas que tienen interés en las terapias naturales y muchas ganas de aprender y esto es lo que más me gusta y me motiva.

 

¿Qué es lo que más te gusta de dar clase?

Me gusta cuando veo que los alumnos están implicados en el aprendizaje, que se lo pasan bien. También me gusta ver la evolución de los alumnos, la mayoría acaba el curso con los objetivos asimilados y los conocimientos integrados.

  

 

Marta Rico impartirá en IGEM los cursos de Vitaminoterapia y de Complementos terapéuticos. 

Si deseas más información puedes contactar con la escuela en el 932211347 o en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.