Marzo 2004: Mujer de 32 años que le molestan mucho los gases abdominales. Comenta que cada vez tiene más. De niña tuvo muchos dolores abdominales. Los últimos 10 años por las tardes tiene picores en los ojos que no mejoran con ningún tratamiento. 
Según el Test de Kinesiología Holística tenía muchas Cándidas en el Intestino Delgado que le desequilibraban la Flora Intestinal, un déficit de enzimas pancreáticas, una insuficiencia funcional de las Suprarrenales, un desequilibrio del Sistema Nervioso vegetativo y una Intolerancia Alimentaria a los lácteos de vaca, oveja y cabra, el trigo, el azúcar blanco y los edulcorantes, los dátiles, pasas, plátanos, melocotones, col, bróculi, pimiento y judías secas.
Con el aporte de enzimas digestivas (comprimidos de Piña), el tratamiento de la candidiasis intestinal (probiótico, propóleo y equinacea), estimular el funcionamiento del hígado (boldo y azufre), Flores de Bach para el sistema nervioso, y no comer los alimentos intolerantes, se eliminó el meteorismo.

A los 2 meses de tratamiento la mejoría del meteorismo fue importante, pero tuvo que continuar durante 6 meses más el tratamiento para eliminar las cándidas intestinales y mejorar la intolerancia alimentaria.

A los 8 meses de tratamiento también desaparecieron los picores en los ojos, que recordemos sufría todas las tardes desde hacía 10 años. Eran debidos a toxinas de cándidas que desde el intestino pasaban a la sangre a través de su intestino permeable, que el hígado no metabolizaba y acababa eliminando por la mucosa de los ojos, razón por la cual se irritaba.

En el tratamiento que hizo los últimos 6 meses tomó productos para mejorar el funcionamiento el hígado, que junto con el páncreas es un órgano importante en la digestión de las grasas y que muchas veces interviene en la producción de gases intestinales.

Cada vez hay más casos de meteorismo y abombamiento abdominal, sin molestias ni dolores abdominales, debido a déficit de enzimas digestivos, cándidas intestinales, intolerancia alimentaria y malfuncionamiento del hígado.

Hay que tratarlo todo para que se normalice la digestión, las fermentaciones, las putrefacciones intestinales y el abombamiento abdominal, o sea, hay que realizar un tratamiento holístico, de lo contrario el tratamiento se alargará durante mucho tiempo y normalmente la mejoría no será total.         

 

Puedes leer la siguiente experiencia aquí.