Octubre 1996: Chico de 18 años que vino a la consulta porque quería engordar ya que se encontraba muy delgado. Su peso era de 52 Kg con una talla de 1,76 metros.
Sufría estreñimiento habitual, resfriados recidivantes y se levantaba de la cama cansado todos los días. Tres años antes había sufrido tics en la cara que mejoró complementando su dieta con Vitamina B1, Levadura de cerveza, Germen de trigo, Vitamina C y extracto de Melisa.

Según el Test de Kinesiología Holística sufría una Candidiasis en el Intestino Delgado que le desequilibraba la Flora del mismo y una carencia de Vitaminas, además de una alteración de su sistema nervioso.

Con una Dieta para controlar las cándidas, Manganeso como relajante y antialérgico, Espirulina y Biotina, para estimular el crecimiento de la Flora intestinal, Germanio y Vitamina C, como antioxidantes y estimulantes de la inmunidad, y Flores de Bach para las emociones, aumentó 2 kilos los 2 primeros meses y 1 kilo las siguientes 6 semanas.

Con este tratamiento tenía más hambre, defecaba todos los días y no sufrió ningún resfriado.

Es el caso de un chico con una deficiente absorción intestinal y carencia de vitaminas. Recordemos que tenía desequilibrada la Flora del Intestino Delgado, que es la porción de intestino donde tiene lugar la absorción de la mayoría de nutrientes, que le ocasionaba la dificultad para conseguir el peso ideal, su tendencia a tener muchos resfriados y a estar cansado por debilidad de su sistema inmunológico.

En su delgadez, además de la mala absorción intestinal, también influía su temperamento ansioso, que le ocasionaba una mayor necesidad de nutrientes.

Las personas muy delgadas normalmente aumentan de peso lentamente y por lo tanto deben realizar tratamiento para engordar durante un largo periodo de tiempo.

En este caso el chico continuó realizando Dieta, controlando la Flora intestinal, la absorción intestinal y la ansiedad, y al cabo de 1 año y medio pesaba 63 kilos.

 

Puedes ver la siguiente experiencia aquí.