Octubre 1992: Chica de 28 años con Candidiasis y tricomoniasis vaginal recidivante desde hacía 10 años. Estaba muy triste y enfadada.
En 6 meses de tratamiento se solucionó con probióticosdesinfectantes y vitaminas.
4 años más tarde no había sufrido ninguna candidiasis a pesar de haber estado embarazada. Comentaba que se encontraba mejor que nunca.

Con anterioridad, ningún tratamiento alopático, homeopático, ni naturista lo había solucionado, porque no se diagnosticó ni trató su desequilibrio de la Flora intestinal a causa de candidiasis intestinal y su importante carencia de vitaminas.

Califico la experiencia como candidiasis-sistema nervioso porque el primer día que acudió a la consulta le di un tratamiento casi exclusivamente para el sistema nervioso, pues estaba enfadada con todo, ya que consideraba que era injusto que a su edad, 28 años, hubiera sufrido candidiasis y tricomoniasis los últimos 10 años, que le dificultaron y le ocasionaron importantes problemas en sus relaciones sexuales.
Las toxinas de las cándidas le fueron alterando su estado emocional, y por eso en la primera consulta su humor y su estado de ánimo era muy malo.

Este caso me confirmó de nuevo que aunque exista una candidiasis vaginal muy importante y mantenida desde hace mucho tiempo, con probióticos y desinfectantes intestinales y vaginales se cura.

El tratamiento le cambió completamente el funcionamiento de su aparato intestinal, genital y nervioso, como ella confirmó unos años más tarde.
Al dejar de tener molestias vaginales con el tratamiento, el humor y su estado de ánimo cambió completamente. En este caso, como en muchos otros casos, había una clara influencia somato-psíquica, es decir, el malestar vaginal durante 10 años seguidos le cambió el humor y su estado de ánimo.

 

Puedes ver la siguiente experiencia aquí