Julio 1991: Chica de 26 años, con infecciones de orina repetitivas, estreñimiento crónico, hemorroides, menstruación irregular y cansancio en las piernas, con algunas varices desde hace 1 año.
Tres meses más tarde con un tratamiento con plantas para la infección de orina y la circulación de las piernas, flores de Bach, levadura de cerveza viva y el caldo antioxidante, se encontraba bien de todo excepto del estreñimiento y de la menstruación, aunque ya la tenía más regular.
Continuó el mismo tratamiento 6 meses más, y a pesar de ello en marzo tuvo otra cistitis. A partir de entonces empezó a tomar cada día en ayunas 2 cucharadas soperas de Chucrut, un yogur natural con un probiótico y 2 kiwis diarios, con lo que, al equilibrarse su flora intestinal, empezó a mejorar su estreñimiento de forma definitiva.

De esta experiencia saqué la conclusión de que sus cistitis recidivantes en gran parte eran ocasionadas por un estreñimiento crónico, que a la vez estaba favorecido por haber sufrido y continuar sufriendo parasitosis intestinales por Áscaris (según el Test de Kinesiología Holística).

Por todo ello, tenía una congestión circulatoria-linfática pélvica, que le ocasionaba el estreñimiento, las hemorroides, las cistitis, los problemas menstruales y la mala circulación de las piernas.

Con un tratamiento a base de:

  • Gayuba, Zarzaparrilla, Extractos depurativos, Infusión Renal y Caldo Antioxidante, para la cistitis. 
  • Castaño de Indias, para la circulación. 
  • Levadura de cerveza viva, Chucrut, Lactófilus, Espirulina y Kiwis, para el intestino y el estreñimiento. 
  • Zinc y Semillas de Calabaza, para reforzar la mucosa urinaria e intestinal y ayudar a regular la menstruación. 
  • Baños de Asiento, como descongestionante abdominal-pélvico. 
  • Flores de Bach, además de oligoelementos como Litio, Manganeso y Cobalto, para el campo emocional-nervioso. 

se normalizó su funcionamiento corporal general, con una mejoría prácticamente total de su estreñimiento, cistitis, hemorroides, molestias de circulación de las piernas y con una menstruación bastante más regular.

Con posterioridad me he encontrado de forma bastante frecuente casos de cistitis recidivantes por infección bacteriana por Escherichia Coli.
E. Coli es una bacteria potencialmente patógena que todos los humanos tenemos en el Intestino, por lo que puede emigrar desde el Colon al aparato urinario con cierta facilidad.
Los factores que favorecen su emigración son:

  • Gran crecimiento de E. Coli en el Colon.
  • Toma abusiva de Antibióticos por vía oral.
  • Incorrecta higiene anal y urinaria.

En muchos casos, tanto en niños como en adultos, la cistitis se inicia por un crecimiento excesivo de E. Coli en el Colon o una incorrecta higiene anal y urinaria. Normalmente se trata la infección con un antibiótico por vía oral, que produce aún más desequilibrio de la flora bacteriana intestinal y urinaria, lo que favorece una nueva recidiva de la cistitis al cabo de poco tiempo.

En los niños muchas veces se inicia una cistitis por la toma de Antibiótico por vía oral para tratar alguna infección respiratoria o intestinal, que son frecuentes en los niños. Con lo que se cierra el círculo: antibiótico vía oral-desequilibrio de la flora intestinal-cistitis.

 

Puedes ver la siguiente experiencia aquí