Blog - Institut IGEM

Entrevistas

Rosa Junyent

Autor

Institut IGEM

Seguimos presentando el equipo del Institut IGEM: Hoy tenemos el placer de entrevistar a la Dra. Rosa Junyent, co-fundadora del Institut IGEM – Institut Guxens de Medicina Integrativa, escuela oficial de Kinesiología Holística en Catalunya y terapias naturales y clínica de Medicina Integrativa.

Rosa es licenciada en medicina pero se presenta como kinesióloga, ya que, como ella misma nos cuenta, la KH le cambió la vida. Le apasiona la medicina natural y desde que comparte su vida con Joan Guxens, han vivido bajo esta filosofía.

¿En qué momento de tu vida empezaste a interesarte por las terapias naturales?

Empecé a interesarme por las terapias naturales cuando conocí a Joan y a su familia. La família Guxens era amiga de una familia vegetariana que conocía al profesor Capo, uno de los pioneros en Barcelona en el ámbito de la medicina natural. En su casa, había siempre verduras que cultivaban en su huerto, tomaban infusiones en las dos comidas principales, y conocían los beneficios de los alimentos (la cebolla, el ajo, los limones).

¿Cuál fue la motivación para crear el Institut IGEM?

Desde que conocí la kinesiología holística ha sido mi pasión y mi vocación. En el momento que decidimos fundar la escuela IGEM, no existían escuelas de kinesiología holística en Barcelona y creímos que era una herramienta imprescindible que debían conocer muchos terapeutas. Esto fue nuestra principal motivación para fundar nuestra propia escuela.

Siendo madre de tres hijos, ¿Cómo has podido compaginar la vida familiar con la laboral?

Mi trabajo siempre ha sido mi pasión pero también he deseado tener una familia y mi idea ya fue desde jovencita tener tres hijos y así fue. Como el dia solo tiene 24 horas, compaginar las dos cosas no fue una tarea fácil. Siempre he dado mucha importancia a la alimentación y quería que mis hijos tuvieran una dieta saludable y equilibrada, por ello tuve mucha suerte de encontrar una mujer vegetariana, Teresa que me ayudó e hizo de amiga muy cercana, teniendo cura y cuidando a mis hijos. Y así yo pude compaginar las dos cosas con tranquilidad.

Tu pasión: la KH. Cuéntanos un poco más sobre ella, ¿Cómo conociste la KH?

En aquella época yo trabajaba en la consulta con el Dr. Joan Guxens y me dedicaba más a técnicas energéticas como la reflexoterapia podal y la acupuntura.

Un día, el Dr. Guxens fue a una demostración de Kinesiología y me dijo: “He visto una técnica asombrosa que creo que es ideal para ti y si funciona es espectacular”. Entonces, me decidí y asistí a un  seminario y me maravilló. A partir de allí el Dr. Guxens y yo fuimos buscando información y nos apuntamos a todos los cursos que se impartían en España. Asistimos a los seminarios del Dr. Sheldon en Madrid y fuimos a Ávila con nuestros tres hijos para conocer a Raphael Van Assche. Fue entonces cuando le invitamos a impartir cursos en Barcelona y él aceptó.

¿Cómo cambió tu vida en ese momento?

Desde el primer momento me enamoré de la Kinesiología. Con cada nuevo test que hacía quedaba más asombrada de cómo respondía al cuerpo y cómo mostraba la causa última de las enfermedades. Y lo mejor, las personas se curaban más rápidamente. Hice un cambio radical en mi vida y a partir de entonces me dediqué totalmente a la KH hasta el día de hoy.

A lo largo del tiempo he comprobado la eficacia de los tests y he descubierto tratamientos con la KH, averiguando las causas de enfermedades y ayudando a muchos pacientes. Esto me ha dado mucha satisfacción tanto personal como profesional.

¿Qué es lo que más te apasiona de la Kinesiología Holística?

Lo que más me sorprende y apasiona es la diferencia que existe entre tratar pacientes con KH y sin ella. Cuando un paciente acude a la consulta te explica los síntomas que tiene, cómo se encuentra, qué le duele y qué le sienta bien, sus antecedentes familiares, sus hábitos y su historial médico. A partir de estos datos, el terapeuta tiene que interpretar con sus conocimientos las causas de sus dolencias, por ejemplo, por qué una comida le sienta mal, qué tratamiento recomendarle para que su hígado funcione correctamente o por qué está estresado. La diferencia es que con la KH es el propio paciente, mediante su respuesta o reflejo muscular, que va contestando las preguntas que le hace el terapeuta y se puede concretar mucho más: a qué alimentos es intolerante, cuál es el complemento concreto que le va mejor para su hígado en ese momento o cuál es la causa de su estrés, por ejemplo porque se siente inseguro en el trabajo, por citar algunos ejemplos.

Es una herramienta maravillosa que te da respuestas muy concretas.

¿Actualmente que representa la KH en tu vida?

Desde que conocí la KH es el “todo” en mi vida, trabajo como kinesióloga con pacientes y doy clases a alumnos. En las clases, uno de mis objetivos es transmitir a mis alumnos el entusiasmo que tengo yo por la KH ya que será para ellos una herramienta imprescindible para su trabajo como lo es para mí.

¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota que te haya ocurrido impartiendo clase de KH?

Lo que voy a explicar no es una anécdota propiamente pero es lo que más me satisface en los cursos que imparto. Me conmueve ver los cambios que hacen los alumnos desde que empiezan hasta que terminan el curso. Realmente siempre hay un cambio. Verlo desde fuera es maravilloso. En un curso de KH aprendes la técnica al mismo tiempo que recibes tratamiento ya que la práctica se hace entre los alumnos. Por esto, cada alumno hace un proceso personal ya que se trata a nivel emocional, de información, estructural y químico. Y al final de curso, se nota el cambio en cada alumno, en la expresión de la cara, la postura, la actitud, el estado de ánimo, las dolencias. Para mi es realmente importante.

Este año celebráis el 25 aniversario del Institut IGEM de Medicina Integrativa y lo hacéis organizando el Primer Congreso Internacional de Kinesiología Holística.  ¿Quién y por qué debería asistir al Congreso?

Lo aconsejaría tanto a las personas que ya conocen y trabajan con KH como a las personas que no saben que es la KH y como a las personas que no sean profesionales de la salud.

Para las que no la conocen es una oportunidad para conocerla, qué es exactamente, cómo funciona el test de kinesiología, porque el cuerpo da las respuestas musculares a los estímulos que nosotros le provocamos. Además de aclarar las dudas que puedan tener sobre la kinesiología. A las personas que ya la conocen es una manera de ampliar sus conocimientos y compartir sus experiencias estando con toda la familia de kinesiólogos disfrutando de este primer congreso de Kinesiología Holística en Barcelona.

Suscripción al blog

Rosa Junyent | Contenidos relacionados