Blog - Institut IGEM

Entrevistas

Joan Guxens

Autor

Institut IGEM

Estrenamos esta sección de entrevistas con el Dr. Joan Guxens, co-fundador del Institut IGEM – Institut Guxens de Medicina Integrativa, escuela oficial de Kinesiología Holística en Catalunya y terapias naturales y clínica de Medicina Integrativa.

Estudió Medicina para dedicarse a la medicina natural juntamente con su esposa la Dra. Rosa Junyent. En ese momento no existía formación en Naturopatía, por este motivo fue autodidacta y aprendió con toda la información que existía, libros de médicos y terapéutas alemanes y españoles, y con la experiencia de sus pacientes.

Gracias a la KH ha descubierto la importancia del Microbioma Humano en el origen de diferentes enfermedades. Es autor de los libros La flora intestinal: su importancia en la salud y El Método ARN: desequilibrios químicos y energéticos.

¿En qué momento de tu vida empezaste a interesarte por las terapias naturales?

Viviendo con mi familia, que seguía una dieta muy natural con poca carne y pescado, pero sobre todo a partir de un amigo de mi abuelo que que era ovo-lacto-vegetaliano. Una o dos veces al año pasábamos un fin de semana las dos familias juntas, en mi casa o en su casa, y sobre todo durante la comida hablaba de naturismo y dieta sana.Ello hizo que dentro de mi empezara a germinar la semilla de “lo natural”.

¿Cuál fue la motivación para crear el Institut IGEM?

El interés inicial fue para comenzar a impartir formación de Kinesiología Holística, que era una técnica nueva y para mí con un futuro largo y fructífero, como así ha sido. Algunos años después también empezamos a impartir formación de Naturopatía, que era algo que conocía sobradamente, ya que desde el año 1979 venía impartiendo clases de Dietética y de Dietoterapia en dos escuelas de Barcelona.

¿Cómo conociste la KH?

Un amigo fisioterapeuta me contó que un fin de semana había asistido a un Seminario sobre una técnica muy extraña a través de la que se podía preguntar al cuerpo qué le ocurría y el cuerpo respondía. Y además se podía testar el tratamiento más adecuado en cada caso.

En un primer momento no me lo creí y pasaron varios meses hasta que me interesé por la Kinesiología. Finalmente, me decidí a asistir a un seminario de fin de semana y al día siguiente ya empecé a practicar esta novedosa técnica en mi consulta. Podemos decir que mi relación con la Kinesiología fue un caso de “amor a primera vista”.

¿Cómo cambió tu vida en ese momento?

Con la KH la forma de trabajar en la consulta fue cambiando poco a poco, a medida que la fuimos incorporando en nuestra metodología. En un primer momento no dejaba de sorprenderme ante cada nuevo test y los hallazgos que aporta esta técnica.

¿Actualmente que representa la KH en tu vida?

Es la base de mi trabajo profesional como médico, ya que la utilizo en todos los pacientes como método de chequeo y evaluación de su estado de salud y enfermedad. Es una herramienta muy útil para saber lo que le ocurre al paciente y para determinar los tratamientos y posología recomendables para que mejore su malestar y recupere su estado de equilibrio.

Explícanos cómo descubriste la importancia del Microbioma a través de la KH.

Por mi formación y docencia que realizaba de Dietética y Dietoterapia ya daba mucha importancia a la digestión y al tubo digestivo. Y en el mes de julio de 1987 se presentó a la consulta una niña de 11 meses diagnosticada de celiaquía, intolerancia a la lactosa, con bronquitis y otitis recidivantes desde los 4 meses de vida y con un retraso importante en el crecimiento y con un peso muy por debajo del que le correspondía por edad.

Sus padres vinieron porque lo que realmente les preocupaba y que nadie se lo resolvía era su bajo peso y talla, ya que las otras enfermedades las tenían asumidas como normales en un niño y que la celiaquía y la intolerancia a la lactosa no se podía curar.

La celiaquía y la intolerancia a la lactosa cursan con diarrea, y por lo tanto tendencia a malabsorción, lo que dificulta la asimilación alimentaria y por lo tanto malnutrición que conlleva problemas de crecimiento y de aumento de peso.

Entonces pensé que lo que tenía que hacer era tratar la diarrea y para ello le recomendé un probiótico, y también pensé que podía tener una infección latente por virus en el aparato respiratorio y para ello le recomendé extracto de ajo y de equinácea. Entonces ya pensaba que además podía tener parásitos o cándidas intestinales y las defensas bajas. Y acerté. Con este tratamiento durante 5-6 meses desaparecieron la diarrea, se curaron la bronquitis y otitis y al cabo de 9 meses empezó a tomar yogur de vaca y avena, y como no le produjeron de nuevo diarrea ni dolores abdominales, dedujimos que la flora o microbiota intestinal es muy importante para todas las enfermedades intestinales, las del aparato respiratorio y de la piel. Y que además, equilibrando la flora intestinal, reforzando la mucosa intestinal y manteniéndolo así, se curan las intolerancias alimentarias, como así he podido comprobar en el futuro.

¿Como es un día habitual en tu vida?

Podría decir que en los últimos 35 años he vivido días similares, visitando a pacientes y estudiando la medicina natural de forma integrativa. Pero cada día significa una nueva oportunidad para realizar tests con KH y siempre aparecen nuevos casos con particularidades para estudiar y tratar.

¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota que te haya ocurrido impartiendo clase de KH?

En el año 1993 los alumnos de la segunda promoción me obsequiaron con una caricatura que me presentaba como el Dr. Bichitos. Parece que me adelanté más de 20 años estudiando el tema del conjunto de bacterias y otros microorganismos que viven en nuestro cuerpo durante todos los días de nuestra vida y que son tan importantes para mantenernos sanos. Pero en aquel momento y durante muchos años más algunos me han considerado estar un poco obsesionado con las bacterias que conviven con nosotros y que yo señalaba como una de las causas de muchas y variadas enfermedades.

¿Por qué crees que es interesante estudiar Kinesiología Holística?

Para informaros y convenceros de su interés os animo a que asistais a conferencias y debates sobre el tema. Una vez la conozcáis si sentís interés tendréis la posibilidad de estudiarla y así descubrir una técnica asombrosa y efectiva que podréis incorporar a vuestro bagaje de conocimientos y, en el caso de profesionales de la medicina natural y las terapias, al trabajo profesional de cada día.

Este año celebráis el 25 aniversario del Institut IGEM de Medicina Integrativa y lo hacéis organizando el Primer Congreso Internacional de Kinesiología Holística. ¿Quién y por qué debería asistir al Congreso?

Todos los kinesiólogos y cualquier persona interesadas en la kinesiología y en la medicina natural son bienvenidos en el Congreso. Os animo a que asistáis por qué compartiremos los últimos descubrimientos de la mano de los profesionales más activos en este campo. Los que no conozcáis la KH y sintáis interés tendréis la oportunidad de descubrir una técnica asombrosa y efectiva que podréis incorporar a vuestro bagaje de conocimientos y, en el caso de profesionales de la medicina natural y las terapias, al trabajo profesional de cada día.

Suscripción al blog

Joan Guxens | Contenidos relacionados