Blog - Institut IGEM

Artículos

Terapia neural: la opción de que tu sistema se autorregule

¿Qué es la terapia neural?

La terapia neural es un método de tratamiento que trabaja a través del sistema nervioso vegetativo o autónomo. Para entender cómo es y cómo funciona este sistema, podemos imaginarlo como una red de cables que envuelve una persona y que conecta todas sus partes. Cualquier información que llega a la red, se transmite a través de los hilos, de modo que todo el ser recibe el estímulo de forma homogénea y reacciona en consecuencia.

En el momento en que la malla se rompe por algún motivo, aparece una deficiencia en la transmisión de este impulso. Si la rotura es pequeña, la información continúa llegando a través de la red tomando caminos alternativos. Incluso puede llegar a repararse. Cuando aparece un agujero muy grande o se acumulan muchos pequeños, la red no sirve para mantener la comunicación y habrá que buscar algún método que los repare para que el fluir de información se restablezca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A lo largo de nuestra vida, vamos acumulando agujeros o irritaciones grandes y pequeños en nuestro sistema nervioso vegetativo que pueden producirse por múltiples causas: enfermedades, intervenciones quirúrgicas, traumatismos, estrés psicológico y emocional, problemas odontológicos, etc. 

Nuestro cuerpo tiene una capacidad de autorregulación, mediante la cual es capaz de reparar los defectos hasta un cierto límite que es individual para cada persona. Por ello, puede llegar un momento, en que un agujero (que puede ser grande o pequeño), determine un fallo del sistema y aparezca la enfermedad manifiesta sobre la que el organismo no es capaz de ejercer la autorregulación y necesite ayuda para continuar en equilibrio.

Aquí entra en juego la Terapia Neural.

Mediante la inyección de anestésicos locales diluidos a baja concentración (el más frecuentemente usado es la procaína), en determinados puntos donde pueden haberse producido las irritaciones, se pretende regular la transmisión de información para restablecer el funcionamiento del sistema y con ello el equilibrio propio y único de la persona.

De esta forma es fácil comprender que no hay dos tratamientos iguales porque no hay dos personas que hayan sufrido los mismos daños en su organismo. Cada ser es único e irrepetible y su historia de vida es la que determina el tratamiento que necesita.

 

¿Qué es la procaína y cómo actúa?

La procaína es un anestésico local actualmente en desuso para esta finalidad. En la terapia neural se utiliza diluido al 0,5% perdiendo a esta dilución su poder anestésico pero conservando su elevado potencial eléctrico de 290mV que es lo que le confiere sus propiedades reguladoras.

Cada célula se comporta como una pequeñísima batería de potasio con un potencial de 40 – 90 mV. En condiciones normales cada estímulo que recibe la célula hace caer el potencial: Se produce la despolarizaciónNormalmente la célula lo recupera de inmediato: Se produce la repolarización.

Si los estímulos irritativos son muy fuertes o son muchos y se suman, no logra responder por sus propias fuerzas. La célula entra en despolarización permanente, se encuentra debilitada, enferma, su conexión con la información de la totalidad ya no es completa y eso repercute en sus funciones. Luego empieza a irradiar o a transmitir con descargas rítmicas: impulsos interferentes. Surge un campo interferenteAparece la enfermedad.

 

 

 

 

Cristales de procaína

 

¿Cómo puede ayudarte la terapia neural?

La terapia neural es un tratamiento seguro para ancianos, niños, lactantes y mujeres embarazadas siempre y cuando se realice bien la técnica. Los efectos secundarios son generalmente locales y autolimitados debidos a la inyección. Al tratarse de una terapia reguladora, se utiliza en todo tipo de patologías: dolor, alergias, afecciones respiratorias, problemas osteomusculares,  problemas digestivos, cuadros depresivos de evolución tórpida, mal control de síntomas neurológicos, etc.

En especial su efectividad es notable en dolencias de tipo funcional, en las que la relación causa-efecto no puede ser determinada de forma precisa porque son el resultado de disfunciones de regulación del organismo.

En resumen: se trata de escuchar lo que nos dice tu cuerpo y ayudarlo a que encuentre el camino hacia el equilibrio. Su propio y único equilibrio.

 

El siguiente video ilustra en voz de múltiples profesionales los usos de la Terapia Neural. https://www.youtube.com/watch?v=5S-w5ggHERo&t=237s.

¡Espero que te guste!

 

A partir del 22 de enero, tendremos a Claudia Espinosa en la clínica IGEM empezará a pasar consulta de medicina natural, kinesiología holística y terapia neural.

Si quieres pedir cita o información, puedes enviarnos un mail a: clinica@institut-igem.com o llamarnos al 932462749.

Suscripción al blog

Terapia neural: la opción de que tu sistema se autorregule | Contenidos relacionados