Blog - Institut IGEM

Artículos

¿Por qué es bueno tomar suplementos cuando estamos sanos?

En el artículo explicaré porqué es recomendable incluir en nuestra rutina diaria de cuidado personal la toma de suplementación: cuáles recomiendo, en qué casos y cómo tomarlos para incrementar su potencial de acción.

Los 4 motivos: ¿Por qué una persona sin síntomas aparentes necesita tomar suplementos?

  1. Desgraciadamente los alimentos hoy en día no contienen niveles óptimos de nutrientes, por la pobreza de los suelos de los conrreos debido a las explotaciones intensivas, por la común utilización de semillas modificadas y por el empleo de pesticidas y tóxicos. Los alimentos animales provienen en su mayoría de explotaciones ramaderas donde no pastan y en su lugar comen forrajes de poca calidad. Los alimentos ecológicos son mucho mejores en este sentido, pero en muchas ocasiones no alcanzan niveles óptimos de nutrientes por el desgaste del suelo sufrido por las explotaciones anteriores.
  2. La forma de vida actual hace que estemos expuestos a impedimentos diarios para que nuestro organismo se mantenga en su equilibrio (homeostasis). Un factor importante es el estrés, fisiológicamente debería durar poco pero puede verse alargado por largos períodos de tiempo. Éste lleva a un mayor consumo de nutrientes, menor absorción de ellos (la digestión se realiza de forma rápida y superficial) y niveles de oxidación e inflamación superiores. Otro factor es la exposición diaria y recurrente a campos electromagnéticos, contaminación y tóxicos ambientales además de poco contacto con la naturaleza.   
  3. El objetivo de la medicina natural es mejorar, estimular y ganar en salud. La acción de las plantas medicinales, minerales, vitaminas y otros complementos dietéticos nos permiten “llenar los depósitos” para que el organismo por sí mismo realice sus funciones correctamente. Muchos de estos nutrientes sólo son necesarios a dosis pequeñas, pero de vital importancia ya que son cofactores de infinitud de reacciones del organismo actuando por ejemplo como coenzimas. Si el cuerpo tiene las cantidades necesarias de estos micronutrientes podrá realizar a la perfección sus funciones. Es lo que llamamos un tratamiento de “terreno”.
  4. La base para mantener un buen estado de salud, siempre es unos buenos hábitos de alimentación, actividad física, gestión emocional y contacto con la naturaleza. En ningún caso la suplementación sustituye estos hábitos, pero permite contrarrestar el efecto negativo de los agentes anteriormente citados y potenciar el buen funcionamiento del organismo.

¿Qué suplementos podemos tomar para mantener nuestra saludA partir de los motivos citados anteriormente, os recomiendo tomar:

–       Pre y probióticos:

Para una correcta salud digestiva de la que también dependen nuestra salud emocional y la de nuestro sistema inmunitario entre otros. Mantener a nuestras bacterias intestinales beneficiosas en buena forma es un gran regalo que podemos hacer a nuestro organismo. No hay ninguna glándula del cuerpo que segregue probióticos (son microorganismos que forman sus colonias y viven en nuestro intestino) por lo que es una falsa creencia que tomando probióticos incidiremos en su formación natural.

–       Complementos antiparasitarios:

Para favorecer a la microbiota intestinal además de bacterias beneficiosas debemos deshacernos de los microorganismos patógenos, por lo que podemos tomar algunos meses del año: ajo, semillas de pomelo o cobre.

–       Plantas para el hígado y el riñón:

Mantener un buen estado de limpieza en nuestro organismo nos permite sentirnos enérgicos, tener la piel en buenas condiciones, descansar bien, etc. Los emuntorios son de los órganos que más sufren el estilo de vida actual por el exceso de tóxicos. Plantas recomendadas son: boldo, cardo mariano, desmodium o diente de león.

–       Ácidos Grasos Esenciales:

Los AGE inciden en la salud de nuestras mucosas, la inflamación, el equilibrio hormonal, etc. La dieta común es mucho más rica en grasas trans por lo que es importante tener un buen aporte de omega 3 y omega 6. Para mantener un buen balance entre ambos se deben ir intercambiando la toma de uno y otro.

–       Complementos estimulantes del sistema inmunitario:

Especialmente en los cambios de estación o durante el invierno sería conveniente ayudar a nuestro sistema inmunitario con equinácea, reishi o vitamina C.

 

Estas son recomendaciones generales, lo ideal es trazar un plan para cada persona, especialmente si hay condiciones previas de salud o toma de medicación, es preciso consultar con un buen naturópata.

¡Espero que os haya parecido interesante!

Suscripción al blog

¿Por qué es bueno tomar suplementos cuando estamos sanos? | Contenidos relacionados