Blog - Institut IGEM

Artículos

Kinesiología educativa: una nueva manera de aprender

Aunque poco a poco se está dando un cambio de enfoque en los centros educativos, en la mayoría se suele enseñar sin tener en cuenta las características y necesidades de todos los alumnos. Esto provoca que muchos de ellos queden atrás porque no pueden seguir el ritmo, ya que necesitan otro modo de aprender los conceptos. Estos alumnos se convierten en los llamados “fracasos escolares”.

La kinesiología educativa sirve para mejorar las capacidades de aprendizaje relacionadas con la lectura, la escritura, la comprensión, la concentración y la memoria, así como la coordinación física (deporte). Las técnicas son diversas y tienen como fin transmitir al sistema nervioso impulsos específicos que contribuyen a mejorar la coordinación entre la izquierda y la derecha, así como entre delante y detrás. La Kinesiología educativa fue desarrollada en 1980 por Paul Dennison. Y son estos procedimientos que han sido adoptados por la Kinesiología Holística, adaptando a su método de testaje.

 

Tipos de dominancia

En kinesiología educativa es muy importante testar los diferentes tipos de dominancia que hay en el cuerpo: los ojos, las orejas, los brazos, los pies y el hemisferio. Todos nosotros tenemos diferentes dominancias y saberlo nos ayuda a comprendernos mejor y a conocer cuál es la forma de aprender más adecuada para cada persona.

  • Por ejemplo, si tu ojo dominante es el derecho, estudiaras mucho mejor utilizando esquemas, tablas, resúmenes, títulos, subtítulos, etc. Y si tu ojo dominante es el izquierdo, tu rendimiento aumentará utilizando para estudiar colores, subrayar, formas e imágenes.

Es importante averiguar dónde tiene la dificultad el niño, por ejemplo, si es en la lectura, escritura, abecedario, comprensión lectora o en los ojos. Cada uno tiene su tratamiento específico. No sólo los niños con graves problemas de aprendizaje tienen bloqueos, si no que muchas personas con síntomas como la falta de concentración, de orden o memoria, el cansancio al estudiar o la apatía, pueden beneficiarse al realizar este test y el tratamiento correspondiente.

Conexión interhemisférica

Ahora te propongo un ejercicio: Intenta realizar el siguiente movimiento: mueve al mismo tiempo el brazo y la pierna contraria. Seguidamente vuelve a la posición original y repite el movimiento con el otro brazo y la otra pierna. Vigila que no levantes primero el brazo y luego la pierna: tiene que ser al mismo tiempo, el cerebro tiene que recibir al mismo tiempo la información. ¿Qué tal? ¿Te cuesta?

 

 

 

 

 

Este movimiento es el cross-crawl o marcha cruzada, y sirve para conectar los dos hemisferios en el cuerpo calloso para que trabajen a la vez. Al largo del día, por el estrés, bloqueos emocionales, cansancio o fatiga es muy normal que sólo uno de los dos hemisferios trabaje. El cross-crawl sirve para reconectarlos. Puedes probarlo antes de realizar una actividad que requiera esfuerzo o cuando quieras potenciar tu memoria o capacidad de concentración.

Bloqueos emocionales

Es muy importante tener en cuenta la parte emocional ya que es muy fácil que puedan existir bloqueos en este nivel. El bloqueo emocional es una respuesta natural e instintiva que se manifiesta como una barrera que nos ponemos nosotros mismos inconscientemente para protegernos de una situación o acontecimiento que supone o puede suponer un impacto emocional. Una de las formas que tiene el cuerpo de bloquearse es hacer trabajar sólo uno de los dos hemisferios.

  • Pongamos un ejemplo: tenemos el caso de un niño que lee en clase y los compañeros se ríen porque no le sale bien. Tras esta situación vergonzosa, el niño puede tener sentimientos de rabia hacia ellos o de tristeza por no sentirse querido y su inconsciente cada vez que tenga que leer  en clase en voz alta, se bloqueará para no sentir la emoción. Esto provocará que la conexión interhemisférica no sea buena y, por este motivo, le será muy complicado leer delante de la clase en voz alta.

Estos traumas hacen que el aprendizaje se estanque, y por eso es muy importante trabajar la parte emocional que no se bloquee. Se pueden utilizar técnicas emocionales para sanar los traumas, no bloquearse emocionalmente y afrontar de nuevo una situación similar.  

Pensamientos repetitivos

Como complemento a la parte emocional, vemos la importancia de la parte mental. Cómo la persona se habla a sí mismo, cómo se trata y su autoestima tiene relación en cómo se siente con él mismo. Todo ello, clave tanto a la hora de estudiar como de examinarse.

  • Pongamos un ejemplo: si un niño cuando empieza a estudiar tiene pensamientos como: “seguro de no apruebo”, “nunca lo consigo”, “qué tontería ponerme a estudiar, para qué?”, “soy el mas tonto de la familia”, etc. Todos estos pensamientos hacen que no tenga ni motivación, ni fuerza ni ganas para estudiar. Y cuando esté delante de un examen pasará lo mismo y su cerebro se bloqueará.

Estos pensamientos consiguen que la persona baje su rendimiento porque crea una barrera que impide su potencial. Se pueden utilizar técnicas de visualización y reprogramación del pensamiento para poder dominarlo y que no afecte a la autoestima.

Todos estos factores son importantes para abordar los problemas de personas con TDAH, dislexia o cualquier dificultad en el aprendizaje tanto para niños, como para adultos. Estos problemas hoy en día, son muy comunes en niños pero hay que tener en cuenta que también hay adultos con esta problemática y sirve para ambos.

Si quieres aprender cómo testar con kinesiología holística todos estos factores y su tratamientos específico, apúntate al curso de Kinesiología Holística Educativa, que realizamos el 16 y 17 de febrero del 2019 en Cal Vilanova. Más información en este enlace.

 

Suscripción al blog

Kinesiología educativa: una nueva manera de aprender | Contenidos relacionados