Blog - Institut IGEM

Artículos

Geopatías y Kinesiología Holística

Radiaciones cosmotelúricas, redes geomagnéticas, fallas o fisuras del terreno, corrientes de agua subterránea, radioactividad, contaminación eléctrica, radiaciones electromagnéticas y materiales de construcción insanos son algunos de los factores a tener en cuenta para elegir el mejor lugar para trabajar, estudiar, dormir o establecer nuestra vivienda.

A través de los siglos, el ser humano ha sido consciente de ello y ya los romanos elegían cuidadosamente el emplazamiento de sus ciudades. Los egipcios, grandes conocedores de las radiaciones telúricas, procuraban que sus construcciones se orientaran en función de ellas. Más modernamente, el emplazamiento de catedrales, monasterios y lugares santos era elegido con gran detalle teniendo en cuenta estos factores.

Hablamos de geopatía cuando el organismo de una persona recibe radiaciones naturales como corrientes de agua subterránea, red Curry o red Hartmann, o radiaciones artificiales creadas por ser humano, como campos electromagnéticos, telefonía móvil, wifi, teléfonos inalámbricos, etc. pudiendo ocasionar algún malestar o enfermedad.

Las radiaciones geopáticas influyen sobre todos los seres vivos, normalmente a partir de los 8 o 10 años de vivir o trabajar en aquel lugar. Las geopatías producen pérdida de minerales, oligoelementos, vitaminas y ácidos grasos esenciales en las personas afectadas, por lo que además de evitar el lugar geopático es necesario aportarlos de nuevo al organismo. A su vez, las geopatías producen desequilibrio en los órganos situados en la vertical de los cruces geopáticos. Ello ocurre porque dificultan la eliminación de toxinas de la zona que afectan, con lo que éstas se van acumulando y dan lugar al principio a un malfuncionamiento y con posterioridad producen problemas a los órganos que están en aquella zona del cuerpo.

Nuestra salud y bienestar van a depender por lo tanto del lugar donde trabajamos o dormimos, debido a que en ellos permanecemos varias horas cada día.

 

TIPOS DE GEOPATÍAS

Hay diferentes tipos de geopatías y podemos dividirlo en dos grandes tipos:

Las naturales:

  • Lineas Hartmann
  • Red Curry
  • Corrientes de agua subterránea

Y las artificiales:

  • Campos electromagnéticos
  • Telefonía móvil, antenas de telefonía móvil, líneas de alta tensión, wifi, etc.

Los cruces geopáticos más patógenos son aquellos en que se superponen varias radiaciones geopáticas, como una corriente de agua subterránea junto a una línea Hartmann y una línea Curry. Y aún peor si se superponen cruces de corrientes de agua subterránea con un cruce Hartmann y un cruce Curry. En general los cruces geopáticos tienen una nefasta influencia sobre la mayoría de especies animales y de plantas, salvo raras excepciones que parece llegan a regenerarse con dicha energía, como los gatos, las hormigas, las abejas y los parásitos intestinales.

 

LAS GEOPATÍAS: LA SEROTONINA Y LA MELATONINA

El neurotransmisor melatonina es el principal mensajero de la epífisis o glándula pineal. Se sintetiza a partir de serotonina, que a la vez se sintetiza en el cerebro a partir de triptófano. Un enemigo de la epífisis son las geopatías, pues si se duerme mucho tiempo en un lugar geopático se empieza a producir menos melatonina ya que se produce menos serotonina, tal como comprobó el profesor Bressman en Viena hace unos años.

Bressman realizó los estudios en personas que dormían en un lugar geopático y en otras que dormían en un lugar libre de geopatías. Tomó muestras de sangre para examinar la serotonina y vió que, a los 3 días, en las personas que dormían en un lugar geopático les había disminuido la serotonina en sangre, y a los que dormían en un lugar sin geopatía la serotonina se mantenía.

La serotonina es el neurotransmisor del bienestar. Ayuda a producir un sueño profundo y a recuperarse bien. Esto nos explica porque en un lugar geopático no se acostumbra a dormir bien, despertándose a media noche y levantándose cansado, con la sensación de no haber dormido profundamente. Además, acaban estando siempre cansados, a sufrir depresiones y otros trastornos emocionales.

 

TEST CON KINESIOLOGÍA HOLÍSTICA

Uno de los tests más importantes en Kinesiología Holística, por todo lo expuesto anteriormente, es el test de Geopatías.

Para ver si una persona está afectada por una geopatía tenemos el mudra de geopatía o bien la ampolla diagnóstica.

En estado neutro y después de realizar los pretests, si este mudra o la ampolla produce un estrés a la persona que lo demuestra con un AR (Arm reflex), significa que está afectado por una geopatía y tiene información de la misma en su cuerpo.

Seguidamente, sacamos la ampolla y podemos ver qué tipo geopatía tiene la persona colocando las siguientes ampollas:  

  • Cuadrícula o cruce hartmann
  • Línea Hartmann
  • Línea Curry
  • Yin o Corriente de agua subterránea
  • Campo electromagnético
  • Telefonía móvil

El único tratamiento efectivo al 100% es evitar el lugar geopático ya que no hay ningún aparato que neutralice totalmente este tipo de energía. Además es aconsejable hacer un chequeo general con Kinesiología Holística al paciente para ver qué órganos y sistemas tiene afectados y regularlos. De esta manera, conseguiremos que el paciente esté libre de geopatía y su cuerpo esté a tono.

Os doy unos trucos simples a tener en cuenta en vuestra vida diaria para estar libres de estas radiaciones negativas:

  • Sacar el radiodespertador de la mesita de noche y comprar un despertador con pilas.
  • Sacar el teléfono móvil de la mesita de noche o ponerlo “en modo avión” (sin activar el wifi ni bluetooth).
  • No cargar el teléfono móvil en la mesita de noche cuando dormimos.
  • Apagar el wifi de casa al ir a dormir.
  • Si dormís en una cama electrica, desenchufarla de la corriente al ir dormir.
  • Alejarse del equipo de música, el televisor, el ordenador o el teléfono inalámbrico lo máximo posible.
  • Desconectar la instalación eléctrica de la habitación por la noche.
  • Evitar los materiales de construcción radioactivos y aislantes.
  • Ventilar cada día la habitación, para oxigenarla y cambiar el aire enrarecido de la habitación.
Suscripción al blog

Geopatías y Kinesiología Holística | Contenidos relacionados