Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Vivimos momentos difíciles en el ámbito social y de la salud debido a que el Covid-19 es un virus que se contagia rápidamente. En medicina natural, sabemos que es muy importante prevenir, esto significa ayudar al organismo a estar fuerte y sano para que  él mismo pueda combatir cualquier amenaza. 

Para que la prevención sea efectiva es imprescindible mantener fuerte el aparato respiratorio, pero también el intestino, el sistema inmunológico y el hígado. ¿Porqué esta relación?  

Mantener fuerte el aparato respiratorio implica que la mucosa respiratoria esté desinflamada, con el fin de que ninguna bacteria, virus u hongo se instale en la misma, crezca, se haga fuerte y produzca una infección. Para que la mucosa esté en buen estado, tenemos que tener en cuenta tres factores que le influyen directamente y que debemos equilibrar: 

  1. Una correcta nutrición y una flora intestinal equilibrada, con lo que la dieta deberá ser rica en alimentos probióticos y prebióticos.
  2. Un sistema inmunológico fuerte,  para ello la dieta será rica en alimentos que lo fortalezcan.
  3. Un hígado que haga lo mejor posible sus funciones metabólicas y depurativas.

Además, en este caso, lo que nos preocupa y ocupa, es una epidemia por un virus, por lo que la dieta deberá contener en primer lugar, alimentos antiinfecciosos. Aquí te dejo unos tips para añadir estos alimentos en tu alimentación: 

  1. En ayunas beber el zumo de un limón con medio vaso de agua caliente o el zumo de un limón y dos naranjas
  2. Comer cada día un diente de ajo crudo, un poco de cebolla cruda, alguna hortaliza de la familia de las coles, espinacas o otra hortaliza de hoja verde. O bien, tomar 2 cápsulas de ajo mezcladas en la comida y la cena. 
  3. Aliñar con aceite de coco, por la propiedad antiinfecciosa del ácido láurico.O bien con aceite de oliva virgen de primera presión en frío que es antiinflamatorio.
  4. Especiar los platos con clavo, pimienta, chile, jengibre o canela
  5. Beber diariamente 2 o 3 infusiones de tomillo y jengibre alternando con té verde, que es antiinflamatorio, antioxidante y hepático.
  6. Dos de las comidas principales deben contener alimentos probióticos y prebióticos (kéfir, yogur, chucrut, miso, aceitunas, encurtidos, ajo, cebolla, puerro, alcachofa, espárrago, plátano) que regulan la flora intestinal y respiratoria, y estimulan las defensas o beber té kombucha que tiene propiedades probióticas. 
  7. El aporte de agua que consigues tomando infusiones es beneficioso para estimular la eliminación de toxinas a través de la orina, la transpiración y el vapor de agua de la respiración. Si tomas pocas infusiones bebe más agua.
  8. A la dieta antiinfecciosa se le pueden añadir frutas como fresas, frambuesas, arándano rojo y cítricos que tienen propiedades antivirales, antimicrobianas y antiinflamatorias.
  9. Tampoco se puede pasar por alto la importancia de realizar una prevención higiénica evitando el contacto con personas de riesgo y lavarse las manos con frecuencia.

Es necesario añadir que  la dieta que sigamos debería ser a base de alimentos de cultivo ecológico, de proximidad y rica en alimentos probióticos, prebióticos, antiinflamatorios, antiinfecciosos, que estimulen las defensas y que favorezcan el buen funcionamiento del hígado.

Hasta aquí he señalado los alimentos que son más importantes para prevenir la infección por coronavirus debido a sus propiedades antivíricas. Pero si quieres tener más seguridad puedes añadir, ahora que nos encontramos en los días de más riesgo de infección, complementos como cobre, que es antivírico, propóleo y/o equinácea, que estimulan las defensas, un probiótico, para mantener estable y fuerte la flora intestinal, y una planta medicinal que mejore el funcionamiento del hígado y estimule la regeneración de los hepatocitos.

La forma de tomarlos puede ser la siguiente:

  • Cobre: 1 cápsula con las tres comidas diarias, mezcladas con la comida para que no produzca ninguna molestia en el estómago. 
  • Propóleo y/o equinácea: 1 cápsula antes de la comida y otra antes de la cena, estos son dos clásicos pero muy efectivos productos para estimular la inmunidad. 
  • Probiótico: 2 cápsulas 5 minutos antes del desayuno. 
  • Cardo mariano: 30 gotas de extracto después de la comida y de la cena.  

Si sigues todos estos consejos y además realizas una correcta prevención higiénica evitando el contacto con personas resfriadas o griposas, lavarte las manos cuidadosamente y con frecuencia con agua y jabón durante 40 segundos, no compartir con otras personas comida, cucharas y tenedores, estornudar en un pañuelo de un solo uso o en la cara interna del codo, lavar y desinfectar frecuentemente los objetos y las superficies, seguro que te acercarás al 100% de posibilidades de evitar la infección por el coronavirus.

Como en tantas otras enfermedades, ¡más vale prevenir que curar!

Aprovecha estos días de disminución del estrés colectivo para reencontrarte contigo mismo, dedicar más tiempo a cocinar sano, ganarás en salud física y emocional y evitarás el coronavirus.

Suscripción al blog

¿Cómo prevenir el Coronavirus? | Contenidos relacionados