Blog - Institut IGEM

Artículos

Comer sano fuera de casa

Comer fuera de casa forma parte de la cultura de nuestro país, dónde la mayor parte de las cosas ocurren alrededor de una mesa: buenas comidas, charlas y sobremesas que se alargan, constituyen una buena (y muy nuestra) manera de relacionarnos.

Las diferentes modalidades como las  tapas con amigos, comidas familiares,  menús diarios en el trabajo, y la abundante y variada oferta gastronómica, así como la gran cantidad de establecimientos de restauración, bares y restaurantes que llenan nuestras calles, hacen que uno no pueda resistirse a salir de casa y disfrutar de comer fuera. El problema surge cuando por falta de voluntad a resistir algunas tentaciones o por falta de conocimiento, se pierde el control de una dieta sana.

Pero es posible comer sano fuera de casa, muchos restaurantes ofrecen menús de día de lunes a viernes que suelen ser una opción económica para los que optan por comer en estos establecimientos.

Os daré una serie de consejos que os pueden ir bien para no salir de la dieta, aunque comamos fuera:

    1. Es importante que el establecimiento te genere  confianza y disponga de productos de calidad.  Sería interesante que pudiéramos disponer de información sobre las calorías de cada plato y optar por los platos más saludables.
    2. En el caso del bufet libre, controlar las cantidades que comemos, la oferta es muy tentadora y, en general, contiene demasiados alimentos hipercalóricos.
    3. En relación al pan, es preferible incluir la ración de pan durante toda la comida y no tomarla al principio para no abusar. El consumo de pan tiene que ser de, aproximadamente, 40 gramos en cada plato, preferiblemente integral.
    4. Calmar la sed con agua antes de sentarse a comer. Durante la comida, beber preferiblemente agua, con o sin gas.
    5. Como primer plato, tomar ensalada o verdura tres días a la semana y el resto de días un plato a base de arroz, pasta integral o legumbres.
    6. En el segundo plato, limitar las salsas y guarniciones, y controlar la medida de las raciones.
    7. Evitar los fritos y rebozados, mejor alimentos al vapor, horno o plancha.
    8. Los postres han de ser ligeros, preferiblemente fruta fresca.

 

 

 

Suscripción al blog

Comer sano fuera de casa | Contenidos relacionados