Apúntate y recibe GRATIS el curso: Cómo mejorar la salud de tus pacientes desde la medicina natural
¡SÍ, LO QUIERO!
Blog - Institut IGEM

Artículos

Centaury: la flor del sometimiento

Cada vez que hablas con ella, te cuesta decirle lo que sientes. Siempre está hablando de su problema con su hijo, las dificultades que tiene en su trabajo y la mala relación con su marido. Y tú, te quedas allí, asintiendo y escuchando todo lo que dice. Ella no te invita a hablar. Y si te pregunta algo, rápidamente cuando le contestas parece que le hagas conectar con algo que a ella también le pasa y cambia de tema rápidamente. Y al final, te vas a casa decidida a no volver a quedar con ella y decirle lo que sientes. Pero no, te es imposible. Te conciencias para poder hacerlo pero nunca eres capaz de poner el límite ni decir que no, te es imposible decirle que no quieres quedar con ella ni que no te sientes bien cuando quedáis.

 

¿Te identificas con esta situación? ¿Te cuesta mucho decir que no? ¿Te sientes sometida a una situación o a una persona? Si es así, te aconsejo que pruebes la flor de Bach: Centaury. Esta flor te ayudará a poner los límites con las situaciones y personas que te disgustan en tu vida. Te ayudará a conectar con tus necesidades y no las necesidades de tu alrededor. Centaury, centaurium umbellatum en latín y centaura en castellano. Es una esencia floral extraída de una pequeña planta que crece en terrenos áridos y pobres a 1800m de altura sobre el mar. Mide como máximo 50 cm y tiene 5 hojas elípticas y rosadas.

Centaury es para personas bondadosas, tranquilas y suaves que están siempre ansiosas por servir a los demás. En su empeño por lograrlo, sobreestiman sus fuerzas. Su necesidad de agradar crece de tal modo, que se convierten en sirvientes en lugar de actuar como ayudantes voluntarios. Su buena naturaleza les lleva a trabajar más de lo que corresponde y, al hacerlo así, pueden descuidar su propia misión particular en la vida.

Son personas que no saben decir que no, dominados por personalidades más fuertes. Pierden su identidad, creen que no tienen derecho a pensar en sí mismos. Son serviles más que cooperadores. Anteponen las necesidades ajenas a las propias. Tienen poca voluntad para emprender cualquier reforma en su vida y sobreestiman sus fuerzas con ansia de agradar, pudiendo llegar a estados de agotamiento. Temen perder el afecto de los demás si no hacen lo que creen que se espera de ellos. Tiene tendencia a la dependencia y al sometimiento, sin capacidad para poner límites.

Una frase típica de un estado Centaury es: Ya sé que se aprovechan de mi, pero no puedo negarme a sus exigencias”.

Si por circunstancias de la vida estás en este estado, te animo a probar esta flor de Bach. Te ayudará a tomar conciencia del grado de sometimiento al que has llegado. Te enseñará a ayudar a los demás de igual a igual. Te dará autoestima, fortaleza, individualidad, autodeterminación y autorrealización.


¿Quieres saber más sobre las flores del Bach? Apúntate a nuestro curso que empieza en octubre del 2019. Aquí tienes el enlace.

Suscripción al blog

Centaury: la flor del sometimiento | Contenidos relacionados